Economía/Energía.- Industria cifra en 504 millones el importe pendiente de compensación de la moratoria nuclear

MADRID, 16 (EUROPA PRESS) El Ministerio de Industria ha fijado en 504 millones de euros el importe pendiente de compensación de proyectos de centrales nucleares paralizados por la moratoria aplicada en 1994. Estas compensaciones corresponden a la paralización de los proyectos de las centrales de Lemóniz, Valdecaballeros y Trillo II, y los beneficiarios de las mismas son Endesa, su filial Sevillana de Electricidad, Unión Fenosa e Iberdrola. Las compañías recibieron la indemnización total, de 4.383 millones, en un solo pago y a través de un fondo de titulización constituido en 1996 por 4.278 millones. Esta última cifra debe quedar sufragada a través de la tarifa eléctrica por los consumidores durante 25 años a partir de 1995, esto es, hasta 2020, mediante un porcentaje inferior al 3,54%. En abril de 2006 entró en vigor un real decreto que fijó en el 0,33% el porcentaje de la tarifa eléctrica con destino específico para la moratoria. La central de Lemóniz, de la que era propietaria Iberdrola al 100% en el momento de la moratoria, tiene pendiente 262 millones de euros de compensación, según el Boletín Oficial del Estado (BOE). Otros 233 millones de euros corresponden a la central de Valdecaballeros, participada en un 48,08% por Iberdrola y en un 51,9% por Sevillana, mientras que siete millones corresponden a Trillo II, propiedad de Unión Fenosa (63,6%) y Endesa (36,3%). La anualidad de 2008 para compensar los proyectos fue de siete millones de euros, muy por debajo de los 31 millones de euros de 2007, y apenas ha servido para dejar invariable en 504 millones el importe final de liquidación. COMPENSACIONES MILLONARIAS. La Ley de Ordenación del Sistema Eléctrico Nacional (LOSEN) decretó en 1994 la paralización definitiva de las centrales en proyecto, y fijó además en 4.383 millones la compensación definitiva, a razón de 2.273 millones para Lemóniz, 2.043 millones para Valdecaballeros y 66 millones para Trillo II. Industria, a través de la Dirección General de Política Energética y Minas, calcula cada año la anualidad necesaria para satisfacer las compensaciones, después de recibir un informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) con el importe de cada una de las partidas que deben quedar restituidas.