El CSN decidirá sobre la continuidad de la central de Garoña antes del 5 de junio

  • Madrid/Burgos, 16 abr (EFE).- El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) se ha puesto como fecha límite el 5 de junio para emitir el informe definitivo sobre la continuidad de la central nuclear de Garoña, ha informado hoy este organismo.

El CSN decidirá sobre la continuidad de la central de Garoña antes del 5 de junio

El CSN decidirá sobre la continuidad de la central de Garoña antes del 5 de junio

Madrid/Burgos, 16 abr (EFE).- El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) se ha puesto como fecha límite el 5 de junio para emitir el informe definitivo sobre la continuidad de la central nuclear de Garoña, ha informado hoy este organismo.

El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear dedicará varias sesiones de trabajo al informe del organismo sobre la solicitud de renovación de licencia de la central nuclear Santa María de Garoña, con el fin de "garantizar el tiempo necesario para un análisis riguroso y exhaustivo de la voluminosa documentación técnica" que se ha aportado.

La empresa titular de la central nuclear (Nuclenor) presentó el 3 de julio de 2006 la solicitud de renovación del permiso de explotación porque su vida útil finaliza el 29 de julio de este año, salvo que reciba una prórroga.

El director de relaciones externas de la empresa, Antonio Cornadó, ha precisado que el consejo de administración aprobó la inversión de más de 93 millones entre 2008 y 2013.

Además, Cornadó ha detallado que desde finales de los 80 se han invertido entre 12 y 14 millones de euros anuales en la modernización de Garoña.

Sólo el proyecto de renovación del permiso requirió la inversión de 7 millones de euros y el trabajo de 25 personas, 12 de ellos de empresas externas a Nuclenor, desde 2002 a 2006.

La regulación española obliga a las centrales nucleares a solicitar la renovación de las autorizaciones de explotación cada diez años, asociadas a la introducción de mejoras en su seguridad, y el CSN tiene además establecido un procedimiento especial para los casos en los que la solicitud de renovación supera el tiempo denominado "vida de diseño" (cuarenta años).

En este procedimiento se recogen requisitos adicionales a los que se exigen a las solicitudes de renovación de las centrales que se encuentran dentro de su periodo de vida.

Los requerimientos adicionales se centran sobre todo en una revisión del envejecimiento de las estructuras, los sistemas y los componentes.

En las reuniones del pleno del CSN que se sucederán durante las próximas semanas se revisará toda la documentación aportada, y emitirá su dictamen técnico con sus conclusiones -que se remitirán al Ministerio de Industria- antes del 5 de junio.

La central nuclear de Garoña es la primera que se somete a un exhaustivo proceso de evaluación para decidir una prorroga de su vida útil, que en principio acaba el próximo mes de julio, o su cierre definitivo.

La central nuclear de Garoña está en funcionamiento desde 1970 y la autorización de explotación es válida hasta el próximo mes de julio, aunque la empresa titular de la misma, Nuclenor (participada al cincuenta por ciento por Endesa e Iberdrola), ha pedido una prórroga de ese permiso por un nuevo periodo de diez años.

Si el informe del CSN es desfavorable y se desaconseja la prórroga, éste tendrá carácter vinculante para el Gobierno, que deberá ratificar su cierre; si es favorable a prolongar la vida útil, será el Consejo de Ministros el que tome la decisión definitiva.

El de Garoña es el reactor nuclear más antiguo de los ocho actualmente operativos en España y el primero sobre el que el Ejecutivo deberá adoptar una decisión.

Tras Garoña se pusieron en marcha las centrales de Almaraz I (1980) y II (1983), las de Ascó I (1982) y II (1985), la de Cofrentes (1984), y las de Trillo (1987) y Vandellós II (1987).