El OIEA no avanza en sus investigaciones en Irán por falta de transparencia

  • Viena, 19 feb (EFE).- El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) denunció hoy en Viena que su investigación del controvertido programa nuclear de Irán sigue estancada, debido a la falta de cooperación por parte de la República Islámica.

El OIEA no avanza en sus investigaciones sobre el programa nuclear de Irán

El OIEA no avanza en sus investigaciones sobre el programa nuclear de Irán

Viena, 19 feb (EFE).- El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) denunció hoy en Viena que su investigación del controvertido programa nuclear de Irán sigue estancada, debido a la falta de cooperación por parte de la República Islámica.

En su informe técnico más reciente sobre Irán, al que tuvo acceso Efe, el OIEA insta a Teherán a ofrecer más transparencia y acceso a lugares y expertos involucrados en el programa, pero al mismo tiempo constata que Irán ha frenado el ritmo de sus avances atómicos.

"Lamentablemente, como resultado de esta falta de cooperación sobre una posible dimensión militar del programa nuclear iraní, el organismo no ha podido hacer un progreso sustancial", concluye el director general del OIEA, Mohamed El Baradei, en el documento reservado de cinco páginas.

Los inspectores se refieren, sobre todo, a la posible dimensión militar del programa nuclear iraní, una denuncia que EEUU y otros países han presentado al organismo mediante una serie de documentos confidenciales, que Teherán denuncia como falsos.

Para poder esclarecer estas alegaciones, los inspectores exigen de Irán más cooperación y transparencia.

"Para que el OIEA pueda progresar, necesita que Irán clarifique qué partes de la información obtenida es correcta y en qué puntos, en su opinión, la información podría haber sido manipulada o referirse a fines no nucleares", señala el informe.

Agrega que de forma contraria a las peticiones del Consejo de Seguridad de la ONU, Irán no ha suspendido las actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio y tampoco los proyectos de agua pesada, que tienen el potencial de producir plutonio.

El uranio enriquecido y el plutonio son un materiales nucleares especialmente delicados, ya que tienen aplicaciones de doble uso, es decir, civiles y militares.

Por otra parte, el organismo señala que ha enviado a Irán una carta el pasado 2 de febrero pidiendo nuevas reuniones con las autoridades para poder resolver los asuntos pendientes, pero todavía no ha recibido ninguna respuesta al respecto.

Un alto funcionario de la ONU señaló hoy a Efe en Viena que los inspectores "no han avanzado nada" en el asunto de las posibles dimensiones militares del programa nuclear iraní.

"Los iraníes rechazan desde agosto cualquier discusión al respecto", declaró la fuente, bajo la condición del anonimato.

Por otra parte, el mismo funcionario destacó que Irán ha frenado notablemente el ritmo de su programa nuclear en los últimos meses.

"Los iraníes han bajado el ritmo de instalación y puesta en marcha de equipos nucleares. Desde agosto pasado sólo han agregado una cascada de (164) centrifugadoras" para la producción de uranio enriquecido, precisó.

El Baradei afirmó esta semana ante la prensa en París que ese frenazo se debe a una decisión "política" de Teherán.

El informe presentado hoy detalla que Irán dispone actualmente de unas 5.400 centrifugadoras instaladas, de las cuales casi 4.000 están en funcionamiento.

Según los cálculos del OIEA, Irán ha producido hasta finales de enero en total algo más de mil kilos de uranio poco enriquecido, cuya pureza no supera el 5 por ciento.

Todo ese material se encuentra bajo vigilancia del OIEA, aseguran los inspectores, y añaden que desde marzo de 2007 han efectuado 21 visitas sin aviso previo en las plantas de enriquecimiento en Irán.

Según los expertos, Teherán necesitaría unos 1.700 kilos de uranio altamente enriquecido, es decir, de mucha mayor pureza, para producir una bomba nuclear.

Occidente teme que Irán use su programa nuclear para fines militares, algo que Teherán rechaza alegando que tiene sólo objetivos pacíficos como la generación de energía eléctrica y aplicaciones médicas.

El Consejo de Seguridad de la ONU trata el controvertido programa nuclear desde febrero del año 2006 y ha adoptado desde entonces tres rondas de sanciones comerciales y diplomáticas contra Irán, cuyo gobierno suele amenazar con la destrucción de Israel.

El informe sobre Irán fue difundido hoy con vistas a la próxima reunión de la Junta de Gobernadores del OIEA que comienza el 2 de marzo en Viena.