El Polisario niega haber roto el alto el fuego con Marruecos

NACIONES UNIDAS (Reuters) - El Frente Polisario rechazó el lunes la acusación de Marruecos de que ha violado el alto el fuego entre ambos por una manifestación celebrada la semana pasada cerca del muro que divide el territorio, y aseguró que la protesta fue pacífica.

Marruecos ha culpado a Argelia por lo que ha calificado de una violación "grave y patente" por parte del Polisario del alto el fuego que lleva 18 años en vigor y pidió la intervención de Naciones Unidas.

El viernes pasado, unos 1.400 simpatizantes del movimiento proindependentista saharaui que apoya Argelia, entre ellos varios extranjeros, cruzaron la frontera desde el territorio argelino al Sahara Occidental, aproximándose a una zona militar cerrada en la que arrancaron alambradas y dispararon al aire, según el Ministerio marroquí de Asuntos Exteriores.

Pero en una carta entregada el lunes al Consejo de Seguridad de la ONU, el Polisario dijo que "en contra de las alegaciones públicas y oficiales de Marruecos, no fue una acción militar. Fue una enorme manifestación pacífica".

Los manifestantes "no dispararon un solo tiro", agregó la carta firmada por el representante del Polisario ante la ONU, Ahmed Bujari, quien afirmó que Rabat ha "distorsionado deliberadamente" el incidente "para presentarlo como una ruptura del alto el fuego".

La carta confirmó que varias personas resultaron heridas al explotar una mina antipersonal marroquí, y que uno de ellos perdió un pie. Además pide a las autoridades marroquíes que den información a la ONU que permita la localización y desactivación de las cinco millones de minas que dice el Polisario que ha colocado Marruecos.

El portavoz de la ONU Farhan Haq dijo que su misión en la zona, la MINURSO, está intentando determinar lo que pasó el viernes.

ACUSACIONES MUTUAS

Rabat y el Polisario se acusan con frecuencia de romper la tregua alcanzada con mediación de la ONU en 1991 en la antigua colonia española, que Marruecos se anexionó después de que las autoridades españolas la abandonaran en 1975.

Marruecos acusa a Argelia y al movimiento independentista de intentar sabotear los esfuerzos para logar una solución pacífica al conflicto antes de una reunión del Consejo de Seguridad sobre el asunto que tendrá lugar este mes, a lo que Bujari respondió que ha sido Rabat quien "ha saboteado todos los esfuerzos" de la ONU para resolver el conflicto.

Las negociaciones patrocinadas por la ONU comenzaron hace dos años, pero permanecen estancadas porque Marruecos sólo ofrece la autonomía, mientras que el Polisario quiere un referéndum en el que se vote sobre la independencia.

Bujari pidió a Marruecos que reanude las negociaciones "con un espíritu abierto, de buena fe y sin condiciones previas".