ICV afirma que la sanción a Ascó I demuestra que es más barato contaminar que cumplir la normativa

BARCELONA, 12 (EUROPA PRESS)

El candidato de ICV a las elecciones europeas, Raül Romeva, afirmó hoy que la sanción a la central nuclear de Ascó I (Tarragona) supone hasta un "incentivo" a seguir vulnerando la normativa, porque demuestra que sigue saliendo más barato contaminar que dejar de hacerlo.

En rueda de prensa, se refirió así a la sanción que el ministro de Industria, Turismo y Comercio impuso a la empresa titular de la central, la Asociación Nuclear Ascó-Vandellós (ANAV), con una multa de 15,4 millones de euros por fuga de partículas por cuatro infracciones graves en relación con la liberación de partículas radiactivas notificada en abril de 2008.

"Si la multa se considera suficiente y hasta se puede percibir como un beneficio por la población estamos enviando un mensaje equivocado. La multa no es disuasoria", dijo Romeva, al preguntarle si compartía que el dinero se invierta en la comarca de Ribera d'Ebre (Tarragona), tal y como pidió el PSC.

En su opinión, la sanción no garantiza "en absoluto" la tranquilidad de los ciudadanos, por lo que abogó por el cierre sucesivo de las eléctricas, empezando por la de Santa María de Garoña (Burgos) --la más antigua del parque nuclear español--, y por hacer una apuesta por la ecoeficiencia y las energías renovables.

Acompañado por la delegada de Greenpeace en Cataluña, Anna Rosa Martínez, y por el responsable de Ecologistas en Acción, Manuel Adelantado, Romeva explicó que su partido se ha adherido a la campaña 'Yo soy antinuclear', y también a la de 'Cerremos Garoña".

Recordó también que han presentado resoluciones a favor del cierre de las nucleares en los diversos ayuntamientos en los que tienen representación, y que el portavoz de ICV en el Congreso, Joan Herrera, presentará una resolución en este sentido en el Debate del Estado de la Nación.