ICV-EUiA pide no hipotecar más Tarragona con nucleares y sus residuos

VANDELLÒS (TARRAGONA), 31 (EUROPA PRESS)

El secretario general de ICV y portavoz de ICV-EUiA en el Congreso, Joan Herrera, reclamó hoy no hipotecar más Tarragona con las centrales nucleares y rechazó construir en la provincia un cementerio de residuos radioactivos que se sumaría a las plantas de Ascó I, Ascó II y Vandellòs, además de la que está cerrada.

Herrera arropó al candidato de la coalición a las europeas, Raül Romeva, en una rueda de prensa en la playa de L'Almadrava, ante la central de Vandellòs (Tarragona). Advirtió que Tarragona es uno de los territorios "más nuclearizados de Europa" y donde se han registrado el 70 por ciento de incidentes de las centrales españolas.

Urgió a Zapatero a cerrar la central de Garoña (Burgos) y empezar a trabajar por la clausura del resto cuando faltan cinco días para que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) se pronuncie sobre la seguridad de Garoña, que, con 38 años, es la más antigua de España.

Romeva censuró que se "intoxique con mensajes erróneos" como que cerrar las nucleares supone un problema para el suministro eléctrico y que los hogares se quedarán sin luz. Destacó que en estos momentos las tres nucleares catalanas están paradas sin que haya cortes de corriente.

Según el candidato a las europeas, terminar con las nucleares es una apuesta moderna que en ningún caso significa "volver a la caverna". A su parecer, si no se toma la decisión es por intereses económicos y no en beneficio de la sociedad.

CERRAR ANTES DE 2020

Recordaron que han planteado al gobierno un plan para el cierre de las centrales que pondría a Cataluña con todas cerradas entre 2016 y 2017, y el conjunto de España con ninguna en funcionamiento en una década.

Al contrario que el Gobierno, que plantea darles 40 años de vida, apuestan por 30 años más cinco de transición hacia otras fuentes, periodo cuyo grueso de los beneficios de las centrales proponen destinar a las energías renovables y a revitalizar el entorno de las plantas.

Herrera remarcó que el plan ya lo presentaron en 2005 y que este año de legislatura aún no han tenido respuesta del Gobierno. Temió que Zapatero no se decidirá hasta que no haya una alternativa energética, y entrando en 2020 con un parque de centrales "muy viejas".

Romeva recordó a Zapatero y al candidato del PP catalán, Aleix Vidal-Quadras, que la conservadora Angela Merkel ha mantenido el plan de cierre de las plantas alemanas que empezaron los socialdemócratas de Gerard Schroeder.

Advirtió de la apuesta de PP y CiU por las nucleares, y emplazó al resto a definir su posición, en especial a los socialistas ante la defensa pública de esta energía de algunos de sus miembros, como Javier Solana, Joaquín Almunia y Felipe González.

También defendió que es "falso" que las nucleares sean una forma de luchar contra el cambio climático por las bajas emisiones de CO2, dado los residuos que generan y que duran miles de años, su coste y su inseguridad. Herrera concluyó que ICV-EUiA no quiere optar ni por las centrales ni por más emisiones de CO2 sino por fuentes alternativas.