Imbroda (PP) rechaza que se extradite a Marruecos a un comunitario acusado de terrorismo islamista

MELILLA, 27 (EUROPA PRESS) El presidente de la ciudad autónoma de Melilla, Juan José Imbroda (PP), mostró hoy su oposición a que un melillense detenido hace un año en la ciudad por su presunta vinculación con el terrorismo islamista, Ali Aarras, sea extraditado a Marruecos, como acordaron el Consejo de Ministros y la Audiencia Provincial. En declaraciones a los periodistas, Imbroda anunció que ha enviado una carta al ministro de Justicia, Francisco Caamaño Domínguez, solicitando que evite que se traslade al reino alauí a Ali Aarras por su condición de ciudadano comunitario -tiene la nacionalidad belga- y tarjeta de residencia en Melilla. La primera autoridad melillense ha dado este paso después de que la familia de Aarras le pidiera su intervención en este caso, en el que otros partidos políticos, como Coalición por Melilla (principal formación de la oposición en la Asamblea), así como la Comisión Islámica y la Asociación Intercultura, también se opusieron a la extradición tanto de Alí Aarras como de Mohamed El Bay, el otro melillense -este de nacionalidad española- sobre el que pesa igualmente una orden de extradición, que no se ejecutará hasta que se pronuncie el Tribunal Constitucional, una vez que el Gobierno y la Audiencia Nacional dieran el visto bueno. Juan José Imbroda señaló que es partidario de que Marruecos envíe una comisión rogatoria a España antes que ser extraditaros al reino alauí "porque las garantías que da España son supriores a las de otro países como Marruecos". Alí Aarras y Mohamed El Bay fueron detenidos el 1 de abril de 2008 para ejecutar una orden de detención internacional dictada por Marruecos. A Aarras le consideran integrante del "Movimiento de los Muyahidines en el Magreb" desde 1982 y le relacionan con los atentados de Casablanca del 16 de mayo de 2003. Por su parte, El Bay está supuestamente relacionado con una red terrorista que las autoridades marroquíes desmantelaron en febrero de 2008 con la detención de más de 30 personas.