Jamenei pide a Obama acciones concretas pero le insta a que deje de inmiscuirse en el panorama internacional

TEHERÁN, 21 (EUROPA PRESS) En un gesto sin precedentes, el líder supremo de Irán, el gran ayatolá Alí Jamenei, se ha dirigido a la nación a través de un discurso televisado en el que responde a la petición de acercamiento lanzada el viernes por el presidente estadounidense, Barack Obama, solicitando un verdadero "cambio" en la, a su juicio, inmovilista política norteamericana respecto a Irán, y al tiempo que urgió a Washington que deje de inmiscuirse en el desarrollo del resto de países del mundo. "Se nos ha alimentado con el eslógan del cambio, pero en realidad no hay cambio por ninguna parte. No hemos visto cambio alguno", declaró Jamenei en su comparecencia ante las cámaras realizada en la ciudad nororiental de Mashhad. "Si vosotros (EEUU) cambiáis, nosotros cambiaremos", declaró Jamenei, cuyo país se encuentra sometido a duras sanciones por las sospechas estadounidenses de que el programa nuclear que investiga Teherán esconde intenciones militares para fabricar un arma de destrucción masiva. En este sentido, el gran ayatolá y sucesor de Jomeini --bajo cuyo régimen Estados Unidos cortó toda relación diplomática con Irán-- consideró que la petición del presidente estadounidense está vacía de contenido. "El cambio debe consistir en algo más que palabras", indicó. De igual modo, aseveró que Estados Unidos se ha convertido en un país "odiado" por el mundo, y llamó finalmente a la administración norteamericana a "dejar de inmiscuirse" en las cuestiones internas de otros países. El mensaje de Obama, emitido el viernes con motivo de la celebración del año nuevo persa en un gesto igualmente innovador, destacó el "compromiso de EEUU con la diplomacia" que "afronta toda clase de asuntos y persigue alianzas constructivas". El presidente norteamericano recalcó que "este proceso no avanzará mediante amenazas". "Buscamos un compromiso honesto y basado en el respeto mutuo", agregó. Asimismo, defendió que Irán tenga "su sitio de pleno derecho en la comunidad internacional", pero esto no se logrará si Teherán no pone algo de su parte. "Tenéis derecho, pero implica responsabilidades reales y no podrá lograrse a través del terrorismo o las armas, sino mediante acciones pacíficas que demuestran la verdadera grandeza del pueblo y la civilización iraníes", advirtió.