La central de Trillo afronta con normalidad los últimos días de la parada más compleja

  • Trillo (Guadalajara), 29 mar (EFE).- La central nuclear de Trillo afronta "con normalidad", y con un retraso de varios días respecto al programa de arranque previsto, su última fase de verificación y revisión de las pruebas de la parada más "compleja" de sus veinte años de funcionamiento en la que no se ha detectado "nada extraño".

La central de Trillo afronta con normalidad los últimos días de la parada más compleja

La central de Trillo afronta con normalidad los últimos días de la parada más compleja

Trillo (Guadalajara), 29 mar (EFE).- La central nuclear de Trillo afronta "con normalidad", y con un retraso de varios días respecto al programa de arranque previsto, su última fase de verificación y revisión de las pruebas de la parada más "compleja" de sus veinte años de funcionamiento en la que no se ha detectado "nada extraño".

Así lo han confirmado a EFE desde el departamento de Relaciones Institucionales de esta central nuclear, que durante esta parada se ha procedido a revisar, prácticamente, toda la planta en la que "todo ha ido dentro de lo normal".

La central, que paró el pasado 10 de febrero con intención de conectarse de nuevo a la red eléctrica nacional este fin de semana, lleva un ligero retraso y la conexión lo hará el 3 o 4 de abril.

La central nuclear de Trillo -la de tecnología más avanzada- ha efectuado en esta parada pruebas de una "gran complejidad" que ahora se están revisando para verificar que todo se ha realizado bien y que el arranque se hará sin problemas.

"No se ha encontrado nada extraño, todo ha ido normal", han señalado a EFE fuentes de la planta, que han reconocido, no obstante, que durante estos trabajos se han registrado varios accidentes laborales pero sin importancia.

Casi 1500 trabajadores han participado en estas tareas de revisión hechas durante la vigésimo primera parada de recarga de la central nuclear en la que se ha revisado prácticamente toda la central, incluida la vasija del reactor.

La vasija del reactor se ha inspeccionado mediante un sistema de ultrasonidos que ha requerido de personal especializado, tal y como pudo comprobar EFE durante una visita estos días a la central.

Las revisiones realizadas en "Trillo I" -central que funciona desde 1988- en esta parada sólo se lleva a cabo cada diez años, pues se han inspeccionado prácticamente todos sus componentes y también se ha aprovechado para realizar la prueba de presión del circuito primario, revisar los componentes del interruptor de generación y comprobar la contención del edificio del reactor.

Además, desde el pasado mes de febrero, cuando se paró la planta, también se ha revisado y comprobado la lámina de una de las piscinas del sistema de agua del refrigerador y se han acometido más de cuarenta modificaciones de diseño.

En esta parada, se han inspeccionado las barras de control tras detectarse, el año pasado, un fallo en una de ellas, que obligó a volver a utilizar las barras originarias hasta que reciban el 2011 las nuevas solicitadas.

La central nuclear de Trillo alcanzó en el último semestre de 2008 una producción de 4.600 millones de kilovatios/hora y 8.271 millones de kilovatios/hora en todo el año.

En la actualidad, la central de Trillo es la única operativa en Castilla-La Mancha, ya que la nuclear de Almonacid de Zorita cesó su actividad en abril de 2006 y ahora se prepara para iniciar su proceso de desmantelamiento.