Londres admite fallos y pérdidas de residuos radioactivos en dos submarinos nucleares 'hermanos' del 'Tireless'

Informes secretos desvelan los incidentes registrados en una base naval de la Marina Real en Escocia

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Defensa británico ha reconocido fallos y pérdidas de residuos radioactivos en una Base Naval de la Marina Real británica en Escocia por parte de los submarinos nucleares de la clase 'Trident' de la Marina Real británica --la más avanzada de toda su arma nuclear submarina-- y en tres de los sumergibles 'hermanos' del 'Tireless', que permaneció durante varios meses en reparación en la Base Naval de Gibraltar en 2001, según varios informes secretos del Gobierno desvelados por la cadena de televisión inglesa 'Channel 4' y recogidos por Europa Press.

La cadena asegura que la flota de submarinos nucleares 'Trident' --la más moderna de la Royal Navy-- es sospechosa de haber actuado "más allá de la ley" de acuerdo con la "serie de pérdidas radiactivas y prácticas peligrosas" que confirman los documentos confidenciales del Departamento de Defensa.

Las pérdidas e incidentes de submarinos nucleares se produjeron en la Base Naval de Clyde, conocida como Capitán Faslane y situada a unas 25 millas al oeste de Glasgow (Escocia), en el norte de Inglaterra. El medio de comunicación que desvela los datos hasta ahora secretos sobre los fallos en submarinos nucleares de la 'Royal Navy' asegura que el hecho de que la base de Clyde pertenezca al Ministerio de Defensa ha permitido que "los (organismos) reguladores fueran incapaces de sancionar" estos hechos.

'Channel 4' explica además que ha conseguido los documentos confidenciales gracias a la aplicación de la Ley de Libertad de Información, que permite la desclasificación de informes gubernamentales en determinados supuestos, e invita a sus lectores en su web a conocer cómo realizar este tipo de solicitudes de información oficial.

Los documentos desvelados este lunes ponen de manifiesto que, además de los fallos mencionados anteriormente, se produjeron "tres fugas radiactivas" en esa misma Base Naval capitán Faslane "en los últimos seis años".

EL PRIMERO DE LA SERIE DEL TIRELESS

El primer incidente se registró en 2004, cuando uno de los submarinos de la misma clase que el 'Tireless', en concreto el 'Trafalgar' --el más antiguo y que da su nombre a la serie-- protagonizó un "vertido radioactivo" y demostró su "debilidad de procedimientos", con lo que provocó que la Agencia de Protección Ambiental escocesa (SEPA, en inglés) emitiera una 'Carta de Advertencia Final'.

El segundo incidente tuvo lugar en la misma base el 24 de agosto de 2007, cuando el submarino nuclear 'Superb', un sumergible de la clase Swiftsure que también ha atracado y recalado en la Base de Gibraltar, sufrió una "fuga radioactiva" de "tamaño desconocido" porque una válvula había quedado abierta "por error". La Agencia ambiental escocesa no fue informada hasta seis días después, fecha en que emitió una "segunda advertencia final" porque el mantenimiento de residuos en la Base de la Royal Navy era "inadecuado".

El tercer fallo en un sumergible nuclear británico se produjo el 20 de febrero de 2008 cuando se produjo una fuga de líquido radioactivo de "entidad desconocida" en el submarino 'Torbay' --de la misma serie que el Tireless, construido y botado después que éste--. La pérdida se produjo cuando el líquido estaba siendo descargado del buque a una barcaza. Este suceso provocó la tercera y última carta de advertencia de la Agencia Ambiental escocesa a la Base de la Marina Real británica.

Según datos de la organización Verdemar-Ecologistas en Acción, el pasado año el Puerto de Gibraltar recibió la visita de dos submarinos nucleares de la Royal Navy, el 'Turbulent' --de la misma clase que el Tireless-- y el 'Sceptre' y dos de la Marina de Estados Unidos, el 'Augusta' y el 'Florida', ambos armados con misiles de crucero 'Tomahawk'.