Mayor Oreja exige un debate "sin prejucios" sobre la energía nuclear y que el Gobierno prolongue Garoña diez años

MADRID, 30 (EUROPA PRESS) El candidato del PP al Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, reclamó hoy que España abra un debate "sin prejuicios ideológicos" sobre la energía nuclear ya que a su juicio debe "jugar un papel significativo" en el futuro por sus bajas emisiones y coste, un debate que va a tener un próximo "test", dijo, en la continuidad o no de la vida de la central de Garoña, cuya actividad defendió que se prolongue otros diez años. "Todo parece apuntar a que el Gobierno puede negar la licencia, pese a que todos los organismos, empezando por el Consejo de Seguridad Nuclear, certifican que su vida útil puede ser prolongada", censuró el candidato 'popular' en la inauguración esta mañana de un seminario de la fundación FAES y de EIN sobre políticas energéticas. El europarlamentario y candidato del PP situó este debate sobre la energía nuclear en otro más amplio sobre valores que debe plantearse España, para cambiar la actual política de la "comodidad", censuró, que está llevando al país "a la chapuza nacional" en la economía, las finanzas, o la política hidráulica, por una política del esfuerzo. En el caso nuclear, "esfuerzo para cambiar el estado de opinión" y que sea favorable a este tipo de energía. Mayor Oreja expuso que la nuclear cumple con los objetivos de la política energética europea: competitividad económica, seguridad de suministro y sostenibilidad medioambiental. Reconoció que en España existe una opinión pública contraria a esta fuente de energía debido, en buena parte, al desconocimiento, dijo, y defendió por ello que se plantee un debate "riguroso, sin prejuicios ideológicos ni intereses partidistas". NECESIDADES Y EMISIONES "Somos una isla energética", subrayó el eurodiputado, para subrayar la dependencia de España del exterior tanto en combustibles para producir electricidad (en un 40%) como en energía primaria (74%). "De ahí la necesidad de una estrategia a largo plazo, una decisión que no esté expuesta a vaivenes políticos", agregó. En su defensa de las ventajas de esta fuente de energía, el candidato 'popular' añadió que la producción actual evita unas emisiones de CO2 a la atmósferas equivalentes a las que produce todo el parque móvil de la Unión Europea. Además, su eliminación supondría emitir con carbón 1.140 millones de toneladas de CO2 adicionales al año, 726 toneladas de CO2 con petróleo y 484 si el sustituto fuera el gas. Jaime Mayor Oreja también aseguró que la nuclear no es incompatible con las energías renovables, que también deben ser parte del "mix energético" español, pero cuyo coste es mayor. Por ello, el candidato concluyó que España "no se puede permitir" el cierre de ninguna central nuclear a cambio de las renovables, porque tendría la energía más cara de Europa. Así, y con respecto a la central de Garoña, explicó que produce la electricidad consumida por 800.000 personas y evita emisiones de CO2 equivalentes al que produce el parque móvil del País Vasco, por ejemplo. Los 15 reactores repartidos por la UE, emplean a 400.000 personas, producen el 30 por ciento de la electricidad consumida en la Unión y aportan el 15 por ciento de la energía primaria. Por último, Jaime Mayor Oreja también aseguró que el debate sobre los residuos nucleares tiene "soluciones en marcha" como el depósito a gran profundidad en formaciones geológicas.