Varias asociaciones piden que no se renueve el permiso a la central de Garoña (Burgos) y se elabore un plan alternativo

BURGOS, 27 (EUROPA PRESS) Varias organizaciones, a través de un manifiesto, piden al Gobierno que no renueve el Permiso de Explotación de la central nuclear de Santa María de Garoña, en Burgos, mientras que solicitaron que se elabore un plan de desarrollo alternativo de la zona que se ponga en marcha tras el cierre de la central y que cuente con apoyo financiero institucional. En concreto, tras la reunión celebrada en Madrid entre estas organizaciones el pasado 21 de marzo, solicitaron la no renovación de este permiso que expira el 5 de julio de este año, según informaron a Europa Press la asociación Jóvenes Verdes Garoña. El manifiesto añadió que se trata de una central que va a cumplir 38 años y se encuentra en "muy mal estado" en la que "destacan" como problemas principales la corrosión de su circuito primario, que afecta a elementos "tan vitales" para la seguridad como el barrilete o las penetraciones de las barras de control. Según los firmantes, ambos elementos han sido reparados "de forma insatisfactoria" aunque "no se ha conseguido" atajar el problema de la corrosión y "podrían" volver a aparecer nuevas grietas, fisuras y elementos afectados. Asimismo, se trata de una tecnología "muy antigua", diseñada antes de los accidentes de Harrisburg (EEUU, 1979) y de Chernobil (Ucrania, 1986) y por tanto "no ha podido incorporar" las enseñanzas de aquellos dos "graves" sucesos. Por ello, el manifiesto aseguró que el estado "deleznable" de la planta "obliga a continuas y caras inspecciones" en cada parada de recarga que, además, hacen que los trabajadores reciban "innecesarias" dosis radiactivas que ponen en peligro su salud. En este sentido, los firmantes añadieron que las inversiones realizadas y comprometidas por Nuclenor, la empresa explotadora de la central, "no son suficientes" para garantizar unos mínimos de seguridad, ya que "sería necesaria prácticamente" la construcción de una nueva planta. En el manifiesto, también aseguraron que, durante su funcionamiento, la central "sigue generando" residuos radiactivos cuya gestión es un "grave problema" técnico y social. Asimismo, los firmantes aseveraron que la central "ya está amortizada" y es perfectamente "prescindible" puesto que supone menos del 1,5 por ciento de la electricidad consumida en España. Además, según ellos, la central "no ha traído" riqueza a la zona sino que, más bien, ha tenido una influencia "funesta" sobre su desarrollo "al frenar" otras actividades que distribuyen "mejor" la riqueza entre las poblaciones. Finalmente, los firmantes solicitaron que se interrumpa cualquier plan para la gestión de los residuos de alta actividad en tanto no se ponga sobre la mesa un calendario de cierre de centrales nucleares puesto que "no existe solución satisfactoria" para estas sustancias. En concreto, las entidades firmantes del manifiesto son Adenex, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Jóvenes Verdes, Plataforma Cerrar Almaraz, Plataforma Garoña cierre ya, Plataforma contra el Cementerio nuclear de Guadalajara y Coordinadora Tanquem les nucleares.