Mladenov expresa su preocupación por la crisis energética en la Franja de Gaza


MADRID|

El coordinador especial de Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, ha expresado este miércoles su preocupación por la crisis energética en la Franja de Gaza, resaltando que los residentes en el enclave palestino sólo tienen servicio de dos a cuatro horas al día.

"Todos en Gaza deben compartir la carga y pagar sus facturas. Son los más pobres de Gaza los que pagan el precio por las excepciones y privilegios que otros disfrutan", ha dicho.

En este sentido, ha pedido a las "autoridades de facto" en Gaza --controlado por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás)-- que mejoren el sistema de recaudación de impuestos y que los mismos sean entregados "a las autoridades palestinas legítimas".

"Las consecuencias sociales, económicas y políticas de esta crisis energética no deben ser minusvaloradas", ha recalcado, pidiendo también a Israel que facilite la entrada de materiales para reparar y mantener la central eléctrica de Gaza.

Las palabras de Mladenov han llegado apenas unos días después de que la central eléctrica suspendiera sus actividades debido a la falta de financiación.

En diciembre se registró una crisis similar que se solucionó con una serie de donaciones por parte de los gobiernos de Qatar y Turquía, después de que la Autoridad Palestina impusiera importantes impuestos al combustible.

Los cortes eléctricos se han sucedido desde hace meses en la Franja de Gaza, incluso cuando la central eléctrica funciona con normalidad, lo que ha llevado a numerosas protestas por parte de la población.