Acusan al ex contralor de Bolivia de daño al Estado por no haber auditado a las petroleras

  • La Paz, 10 mar (EFE).- El contralor de Bolivia, Gabriel Herbas, acusó hoy a su antecesor de causar al Estado un daño económico por 2,5 millones de dólares por no haber cumplido una ley que exigía auditorías a 140 contratos petroleros de riesgo compartido.

Acusan al ex contralor de Bolivia de daño al Estado por no haber auditado a las petroleras

Acusan al ex contralor de Bolivia de daño al Estado por no haber auditado a las petroleras

La Paz, 10 mar (EFE).- El contralor de Bolivia, Gabriel Herbas, acusó hoy a su antecesor de causar al Estado un daño económico por 2,5 millones de dólares por no haber cumplido una ley que exigía auditorías a 140 contratos petroleros de riesgo compartido.

Herbas dijo hoy en rueda de prensa que el ex contralor Oswaldo Gutiérrez incumplió el trabajo que le fue ordenado en 2005 porque solo inició 17 auditorías, que no fueron concluidas y actualmente se mantienen en borrador en una situación incierta.

La fiscalización debía establecer si las petroleras, entre ellas varias trasnacionales como Repsol YPF o Petrobras, cumplieron con sus compromisos de inversión en los contratos de riesgo compartido o de privatización firmados a mediados de los noventa.

Las auditorías a los 140 contratos fueron ordenadas por la ley de Hidrocarburos promulgada en mayo del 2005 para conocer, según explicó hoy Herbas, si las empresas habían "defraudado" recursos económicos al Estado.

El contralor anunció que demandará a Gutiérrez para que responda por el "malgasto" de los casi 2,5 millones de dólares invertidos por el Estado en auditorías inexistentes.

Los contratos de riesgo compartido quedaron sin vigor en mayo del 2007 cuando, tras la nacionalización del sector dispuesta por el presidente Evo Morales, se firmaron contratos diferentes en los que el Estado asumió un rol central en el control del sector.

Desde entonces, están vigentes en Bolivia 44 contratos petroleros para una docena de compañías que aceptaron mantener sus operaciones en el país bajo las condiciones fijadas por la nacionalización.

El Gobierno de Morales designó a Herbas, que ejercía como diputado del oficialismo, en sustitución de Gutiérrez a fines del 2008.

Poco antes de su despido, Gutiérrez declaró a la prensa, sin dar mayores detalles, que las petroleras habían causado al Estado un daño de 1.000 millones de dólares, si bien hoy Herbas insistió en que ni uno solo de los informes había sido concluido.