Cayo Lara afirma que es una vergüenza que Berlusconi controle la luz de nuestros hogares

  • Madrid, 23 feb (EFE).- El coordinador general de IU, Cayo Lara, ha arremetido hoy contra la compra por parte de Enel -empresa en la que tiene capital el Estado italiano-, del 25 por ciento de las acciones de Acciona en Endesa, y ha considerado "un despropósito y una vergüenza que Berlusconi controle la luz de nuestros hogares".

Cayo Lara afirma que es una vergüenza que Berlusconi controle la luz de nuestros hogares

Cayo Lara afirma que es una vergüenza que Berlusconi controle la luz de nuestros hogares

Madrid, 23 feb (EFE).- El coordinador general de IU, Cayo Lara, ha arremetido hoy contra la compra por parte de Enel -empresa en la que tiene capital el Estado italiano-, del 25 por ciento de las acciones de Acciona en Endesa, y ha considerado "un despropósito y una vergüenza que Berlusconi controle la luz de nuestros hogares".

Durante un desayuno informativo de Forum Nueva Economía, Lara ha opinado que es un "contrasentido" que parte de un sector energético estratégico para España haya pasado a manos de una empresa en la que Italia tiene, según ha dicho, un 33 por ciento del capital.

A este respecto, ha criticado que se produzca esta operación al mismo tiempo que en España se "adelgaza" el Estado, con reformas fiscales regresivas, con la supresión de impuesto como el de Patrimonio o "enajenando" el sector público, medidas de las que no sólo ha responsabilizado al PP, sino también a los gobiernos del PSOE.

Cayo Lara ha abogado por un nuevo sistema económico y social en el que se garantice la transparencia financiera mundial "terminando con los verdaderos santuarios del dinero opaco y criminal que son los paraísos fiscales".

En el caso de España, Lara ha subrayado que el objetivo del Gobierno, los partidos políticos y los sindicatos ha de ser la defensa del empleo y la creación de nuevos puestos de trabajo, pero ha advertido de que "con menos fiscalidad, con menos sector público, con ayudas y avales de 150.000 millones a la banca nacional no vamos a ninguna parte".

Izquierda Unida, ante esta situación, ha propuesto un plan para detener la destrucción de empleo, para que a finales de este año se vuelva a las cifras de paro de enero de 2008 y para que a finales de 2011 se hayan creado casi dos millones de puestos de trabajo.

Un plan que deberá dotarse, ha dicho, con 61.000 millones "provenientes de reformas fiscales progresivas, de la lucha contra el fraude y del incremento de la deuda pública, que tiene margen de maniobra".

Por otro lado, ha insistido en que si persiste la situación actual y el Gobierno no adopta medidas que le den solución, IU apoyaría a los sindicatos en el caso de que decidieran convocar movilizaciones o una huelga general.

Lara ha criticado también el sistema electoral actual que, según ha explicado, hace que a IU le cueste siete veces más que al PSOE o al PP conseguir une escaño en el Parlamento.

Bajo su punto de vista, este contrasentido beneficia directamente a los dos partidos mayoritarios e indirectamente a los nacionalistas, pero ha avisado de que no sólo IU resulta afectada, sino que cualquier partido emergente tendrá los mismos problemas.

Sobre su reciente nombramiento como coordinador general de IU, Lara ha asegurado que no está en la formación para "lavar ninguna imagen", y ha reiterado que se ha iniciado una etapa de unidad interna y de refundación en la que el objetivo es presentar propuestas para ayudar a combatir la crisis.