El déficit de tarifa se reduce a casi la mitad en el primer trimestre

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El déficit tarifario generado por el sistema eléctrico hasta marzo se situó en 448 millones de euros, casi la mitad de los 824 millones del mismo periodo de 2008, según la tercera liquidación provisional del año realizada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

La ralentización de la deuda tarifaria se debe a que los ingresos de la actividad eléctrica han aumentado un 5% y a que los costes regulados han descendido un 17%, debido al abaratamiento de la energía en términos comparativos.

Esta caída en los precios energéticos sirvió para que el coste de la energía adquirida en el mercado para su consumo a tarifa se redujese un 34%, lo que contrastó con un encarecimiento del 60% de la electricidad adquirida al régimen especial, esto es, a las renovables.

Las compañías ingresaron en total 3.503 millones hasta marzo, pero incurrieron en un coste de producción de 2.424 millones. De esta forma, el importe disponible para liquidar las actividades y costes regulados fue positivo por un total de 1.078 millones.

No obstante, a esta cantidad es necesario descontar costes regulados a razón de 272 millones para el transporte, 839 millones para la distribución, 1,7 millones de euros para la calidad de servicio y 54 millones para el plan de estrategia de ahorro y eficiencia energética 2008-2012.

Además, se ha reconocido un coste de 39 millones en concepto de desajustes anteriores a 2003, 37 millones para desajustes de ingresos de 2006, 32 millones para desajustes de ingresos de 2008, 31 millones en concepto de la segunda subasta del déficit 'ex ante', 33 millones por la revisión de la generación insular y extrapeninsular para el periodo 2001-2005 y 9 millones para el plan de viabilidad del Elcogás. El sistema de interrumpibilidad en el mercado generó costes por 93 millones.

SOLUCIÓN APROBADA.

El Congreso aprobó ayer, con la abstención del PP, la solución del Ejecutivo al déficit de tarifa y la creación del bono social. El decreto fija el 1 de enero de 2013 como la fecha en la que se satisfará la totalidad de los costes regulados y se dejará de generar déficit 'ex ante'.

Hasta ese momento, el déficit no podrá superar los 3.500 millones en 2009, los 3.000 millones en 2010, los 2.000 millones en 2011 ni los 1.000 millones en 2012.

La financiación del déficit se realizará a través de un nuevo Fondo de Titulización, que se creará con informe previo del Ministerio de Economía y que asumirá derechos de cobro de hasta 10.000 millones de la deuda anterior a 2009. Además, durante este ejercicio aportará avales por otros 10.000 millones como máximo.

El decreto aprovecha para reformular el peso proporcional de las empresas que se encargan de financiar el déficit. Gas Natural y E.ON entran en la lista, de la que sale Elcogás, con lo que la distribución queda de la siguiente forma: Endesa (44,16%), Iberdrola (35,01%), Unión Fenosa (12,84%), Hidroeléctrica del Cantábrico (6,08%), E.ON (1%) y Gas Natural (0,91%).

NUEVA TARIFA EN JULIO Y BONO SOCIAL.

Si el primer trimestre estuvo marcado por los bajos precios energéticos y la consecuente contención de la deuda eléctrica, los próximos meses se caracterizarán por la aplicación del nuevo real decreto para solucionar el déficit y por la entrada en funcionamiento, a partir de julio, de la Tarifa de Último Recurso (TUR) y del bono social.

La nueva TUR protegerá a los consumidores de menos de 10 kilovatios (kW) de potencia, esto es, a los domésticos, y marcará un precio máximo fijado a partir de una fórmula matemática que recoja la evolución de los precios energéticos y que, por ello, tenderá a que el consumidor pague la luz conforme a principios de suficiencia y aditividad.

Para proteger a los colectivos más desfavorecidos, el Gobierno tiene previsto fijar "un umbral referenciado a un indicador de renta per cápita familiar" para delimitar los consumidores con derecho a percibir el nuevo bono social eléctrico, cuya financiación correrá a cargo de una docena de compañías eléctricas y se revisará al menos cada cuatro años.