El pago de Chile a Bolivia por el uso de agua del Silala tendrá un valor variable

  • Santiago de Chile, 8 abr (EFE).- El pago que hará Chile a Bolivia por el uso del agua del río fronterizo Silala tendrá un valor variable, en función del empleo que se le dé y el provecho que se le saque, y no será retroactivo, dijo hoy el viceministro de Relaciones Exteriores boliviano, Hugo Fernández, al diario chileno La Segunda.

El pago de Chile a Bolivia por el uso de agua del Silala tendrá un valor variable

El pago de Chile a Bolivia por el uso de agua del Silala tendrá un valor variable

Santiago de Chile, 8 abr (EFE).- El pago que hará Chile a Bolivia por el uso del agua del río fronterizo Silala tendrá un valor variable, en función del empleo que se le dé y el provecho que se le saque, y no será retroactivo, dijo hoy el viceministro de Relaciones Exteriores boliviano, Hugo Fernández, al diario chileno La Segunda.

El pasado viernes ambos países anunciaron la próxima firma de un acuerdo sobre este asunto, que incluiría un pago por parte de grupos privados chilenos.

El pacto, que nació tras una extensa reunión realizada ese día en Santiago entre Fernández y su homólogo chileno, Alberto Van Klaveren, debe ser ahora sometido a consultas finales.

El vicecanciller boliviano reafirmó al rotativo que habrá una compensación económica por parte de Chile como pago del uso del 50 por ciento de las aguas, pero explicó que ese valor se establecerá "con un parámetro referido al valor del agua en esa región".

El precio no se establecerá por la cantidad de agua que se use, sino del aprovechamiento que se obtenga de ella, explicó.

Además, desechó la idea de un pago retroactivo y señaló que este convenio tendrá valor "desde el momento en que se firma".

Por otra parte, insistió en que su país no descarta recurrir al Tribunal Internacional de La Haya para dirimir la cuestión de su reclamo de una salida al mar, aunque matizó que no tiene previsto hacerlo en el corto plazo.

Chile y Bolivia no tienen relaciones diplomáticas a nivel de embajadores desde 1978, cuando fracasaron unas negociaciones sobre la demanda boliviana de un acceso al océano Pacífico, que ese país perdió ante Chile en la Guerra del Pacífico (1879-1883).

"Es algo muy concreto. Tenemos un precepto constitucional sobre el tema marítimo, eso quiere decir que no descartamos ninguna instancia, pero no hay que tomarlo como una cosa inmediata", precisó Fernández.

Afirmó que actualmente Chile tiene una actitud receptiva a su enfoque y constructiva.

"Mientras eso persista, no creo que valga la pena preocuparse de otra cosa", sostuvo.