La Habana impone restricciones casi sin precedentes al consumo eléctrico debido a los enormes gastos de este año

Los controles se harán mucho más agudos en una medida que recuerda a la época de los apagones de 2005

LA HABANA, 27 (EUROPA PRESS)

El Gobierno cubano ha anunciado una medida casi sin precedentes de restricciones al consumo de electricidad en la isla que irán acompañadas de operativos de control y contra el fraude en el sector residencial, así como una intensificación del trabajo político con el objetivo de limitar el despilfarro de energía.

Según informa hoy el diario 'El Nuevo Herald', la resolución firmada por el ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo, establece que esta nueva medida comenzará a aplicarse a partir del 1 de junio y explica que el trabajo para reducir el consumo de la población se sustentará en el control que realizarán "los CDR (Comités de Cuadra), la FMC (Federación de Mujeres), los maestros y los pioneros, en cada casa, cuadra y la comunidad en general".

La instrucción circula desde la pasada semana entre los principales funcionarios estatales y dirigentes provinciales y municipales, y contiene las "medidas excepcionales" que el Gobierno cubano pondrá en práctica para frenar los altos gastos de electricidad experimentados durante los primeros meses de este año.

De hecho, las autoridades llevan semanas promoviendo los límites en la utilización de energía eléctrica, tal y como exponía en un editorial el diario oficial 'Granma', que afirmaba que Cuba había adoptado la consigna de "ahorro o muerte" al reconocer la "gravedad" de los efectos que ha tenido la crisis económica y financiera internacional en la isla.

"La gravedad del problema es de tal naturaleza que si políticamente decimos 'Patria o muerte', sin un ápice de exageración pudiera decirse en el ámbito económico 'ahorro o muerte'", indica el texto firmado por el director del rotativo, Lázaro Barredo.

Esta nueva consigna fue atribuida por 'Granma' al presidente del Banco Central, Francisco Soberón. "Las complicaciones financieras nos obligan a realizar reajustes económicos bajo circunstancias extraordinarias", explica el periódico. "El país requiere que se bajen los gastos obligatoriamente para no hipotecarnos", añade.

'Granma' criticó además el despilfarro y la baja productividad de las empresas estatales. "El país no necesita burócratas ni tecnócratas, necesita administradores que sean celosos guardianes del Estado socialista", aclara.

AJUSTES DEL CONSUMO

Así las cosas, el resolución del Ministerio de Economía contiene importantes medidas de control del gasto a través de "planes provinciales de consumo de electricidad", que determinará los ajustes que afectarán a cada región de la isla, indica el rotativo con sede en Miami (Estados Unidos).

Aunque el texto del Ministerio subraya que "sólo se podrán afectar los servicios a la población y a las producciones que en cada provincia estén comprometidas con el plan económico del país" después de que se hayan hecho los recortes necesarios en otras dependencias estatales, el conjunto de disposiciones establece después importantes reajustes para el ciudadano común.

La medida supondrá de este modo un gran cambio para la vida diaria de los cubanos, que todavía recuerdan la época de los apagones después de que el ex presidente Fidel Castro proclamara en 2005 la llamada "revolución energética" de ahorro.

"Para reducir las afectaciones en los hogares no se deberá apagar en los horarios de cocción de alimentos, ni en las madrugadas para permitir en el verano el normal descanso de la población", indica la resolución, según la cual los apagones deberán ser de ocho a diez de la mañana, de dos a cuatro de la tarde y de ocho a doce de la noche.

Pero la medida establece que en cortes planificados de electricidad no podrán ser utilizados los llamados grupos electrógenos de emergencia, que fueron instalados a partir de 2006 para evitar los inconvenientes que este tipo de decisiones gubernamentales traen a la población.

AUMENTO DEL GASTO EN 2009

De hecho, los cortes de electricidad ya han comenzado en algunas poblaciones del centro y el este de la isla. Los consejos de administración provinciales y la delegación de la eléctrica estatal en cada región elaborarán el plan de apagones dependiendo de las características de los territorios.

Para la empresa o entidad estatal que incurra en violaciones de la resolución, ésta dispone considerar su paralización total hasta que se compense la energía que se haya consumido de más, explica 'El Nuevo Herald'.

A pesar de que la nueva medida no se ha publicado en Cuba, su contenido ha ido trascendiendo poco a poco desde el 16 de mayo. El Ministerio argumenta que en el primer cuatrimestre de este año el consumo de electricidad ha experimentado una subida del tres por ciento, lo que, según el Gobierno, ha obligado a utilizar 40.000 toneladas de combustible que no estaban planificadas.

Los gastos adicionales habrían sobrepasado los 150 millones de dólares, un desembolso que podría llevar a la isla a una crisis aún más grave para una economía con importantes problemas de liquidez monetaria.