Lula confía en que su viaje elevará el comercio con Arabia, China y Turquía

  • Río de Janeiro, 18 may (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó hoy en su programa semanal de radio que la gira que inició el pasado sábado por Arabia Saudí, China y Turquía permitirá aumentar sustancialmente el comercio de Brasil con tres importantes países emergentes.

Río de Janeiro, 18 may (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó hoy en su programa semanal de radio que la gira que inició el pasado sábado por Arabia Saudí, China y Turquía permitirá aumentar sustancialmente el comercio de Brasil con tres importantes países emergentes.

Lula, que llegó hoy a China tras haber pasado el fin de semana en Arabia Saudí, explicó que el objetivo de su viaje es incentivar el comercio entre grandes países emergentes que no han sido tan afectados por la crisis y abrirle la puerta a los empresarios brasileños en esos países.

"Tuvimos un viaje muy provechoso a Arabia Saudí ya que hay una extraordinaria coincidencia de intereses entre ambos países. Arabia Saudí está en un gran proceso de crecimiento de inversiones en infraestructura, así como Brasil", afirmó el gobernante en su programa radial "Desayuno con el presidente".

"Creo que este viaje permitirá que crezca mucho la balanza comercial entre ambos países. Pienso que a partir de ahora muchos empresarios brasileños viajarán a Arabia Saudí y muchos empresarios de Arabia Saudí viajarán a Brasil en busca de negocios", agregó.

Según el mandatario, su objetivo en Pekín es consolidar la asociación estratégica ya establecida entre Brasil y China y promover aún más el crecimiento del comercio bilateral, "que es extraordinario y puede crecer mucho más".

En cuanto a Turquía, país al que llegará el miércoles, aseguró que la intención de la visita es abrir una nuevo destino para el comercio y la industria brasileña con un país con el que hasta ahora Brasil ha tenido una relación "tímida" y que cuenta con una población de más de 70 millones de habitantes.

"Brasil tiene una relación tímida con Turquía y queremos transformarla en una gran relación para que Brasil pueda comprarle y venderle productos a Turquía, para que las empresas brasileñas y las turcas puedan establecer asociaciones y para que los dos países puedan crecer más de lo que están creciendo y mejoren la vida de sus pueblos", aseguró.

De las visitas a China y Arabia Saudí, Lula también espera atraer inversiones de esos países para proyectos de infraestructura y para las operaciones de explotación de las enormes reservas petroleras que Brasil ha descubierto en el océano Atlántico y que pueden convertirlo en uno de las mayores productores de crudo.

El gobernante brasileño se reunirá el martes con el presidente de China, Hu Jintao, con el primer ministro, Wen Jiabao, y con el vicepresidente Xi Jinping.