Petrobras dice que cumple "rigurosamente" el contrato de compra de gas boliviano

  • Río de Janeiro, 20 mar (EFE).- La petrolera estatal brasileña Petrobras afirmó hoy que cumple "rigurosamente" el contrato de compra de gas natural procedente de Bolivia y aclaró que no ha recibido queja formal de la boliviana YPFB.

Petrobras dice que cumple "rigurosamente" el contrato de compra de gas boliviano

Petrobras dice que cumple "rigurosamente" el contrato de compra de gas boliviano

Río de Janeiro, 20 mar (EFE).- La petrolera estatal brasileña Petrobras afirmó hoy que cumple "rigurosamente" el contrato de compra de gas natural procedente de Bolivia y aclaró que no ha recibido queja formal de la boliviana YPFB.

La empresa brasileña precisó que "desde 2005" ha cumplido siempre con la importación de los volúmenes medios mínimos, tanto mensual como anual.

El mínimo mensual está fijado en los 19,25 millones de metros cúbicos diarios de promedio, y el anual, en los 24,06 millones de metros cúbicos, según explicó la compañía brasileña en un comunicado.

Las quejas de la estatal boliviana, en cambio, se refieren al acuerdo que alcanzaron representantes de los Gobiernos de ambos países el pasado enero, en virtud del cual Petrobras se comprometió a importar 24 millones de metros cúbicos diarios.

El pasado jueves, el presidente de YPFB, Carlos Villegas, afirmó que Brasil "no ha cumplido" con los términos de este acuerdo y que continúa importando volúmenes cercanos a 20 millones de metros cúbicos.

Hasta diciembre, Brasil solía importar los 31 millones de metros cúbicos que permite la capacidad máxima del gasoducto, pero desde mediados de ese mes, redujo su demanda de forma paulatina gracias a la generosa temporada de lluvias, que llenó los embalses de las hidroeléctricas e hizo prescindible parte de sus necesidades de gas.

Petrobras aclaró hoy que tiene previsto consumir mayores volúmenes de gas "a partir de las próximas semanas", hasta niveles "probablemente superiores" a 24 millones de metros cúbicos diarios.

El aumento de demanda coincidirá con el comienzo de la época seca, que restará potencia de generación de energía a las centrales hidroeléctricas y obligará a Brasil a servirse de las centrales termoeléctricas, que utilizan el gas boliviano como materia prima.