El petróleo sube el 40% desde mediados de febrero y alcanza el mayor valor anual

  • Viena, 28 mar (EFE).- El valor del crudo cerró el viernes a la baja una semana en la que los precios del petróleo alcanzaron los niveles más altos del año y acumulan un aumento del 40 por ciento desde mediados de febrero.

El petróleo sube el 40% desde mediados de febrero y alcanza el mayor valor anual

El petróleo sube el 40% desde mediados de febrero y alcanza el mayor valor anual

Viena, 28 mar (EFE).- El valor del crudo cerró el viernes a la baja una semana en la que los precios del petróleo alcanzaron los niveles más altos del año y acumulan un aumento del 40 por ciento desde mediados de febrero.

El jueves el barril de crudo tipo Texas cerró la sesión en Nueva York en el máximo de 2009: 54,34 dólares, empujado por algunas noticias positivas sobre la recuperación económica en EEUU.

En la sesión del viernes, el Texas, de referencia en Estados Unidos, se dejó parte de los ganado en la semana con un descenso del 3,6 por ciento, cerrando en los 52,38 dólares, 1,32 dólares más que la semana anterior.

En Londres el barril de Brent transitó por caminos parecidos, con un descenso de casi el 3 por ciento en la última jornada de la semana que dejó el crudo de referencia en Europa en los 51,98 dólares, 76 centavos de dólar más que la semana anterior.

Los recortes aplicados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), 4,2 millones de barriles diarios desde el pasado septiembre, han permitido recuperar parte del terreno perdido por el valor del crudo debido a la erosión del consumo por la crisis económica.

A pesar de esos recortes las reservas petrolíferas de los países desarrollados continúan engordando debido a una menor demanda, lo que es una señal de alerta para la OPEP.

Así lo reconoció el propio ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, quien adelantó que el cartel petrolífero decidirá en mayo si aprueba un nuevo recorte de la producción si todavía continúa esta situación.

"La estrategia de la OPEP está en retirar ese petróleo que no se está consumiendo" y evaluar si estos recortes "han sido suficiente para que bajen los inventarios. Si no es así, el 28 de mayo se haría un recorte adicional", declaró a una emisora de televisión.

La OPEP ha aplicado alrededor del 80% de la reducción pactada en los últimos meses y el pasado día 15 en Viena acordó apurar el cumplimiento al máximo, lo que significa que retirará del mercado unos 800.000 barriles diarios.

La escalada de los precios estuvo alentada por el plan económico de la administración estadounidense de Barack Obama y las palabras del director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, que prevé el inicio de la recuperación económica en el primer trimestre de 2010.

Los valores del crudo han acompañado las subidas registradas en paralelo por las bolsas mundiales, aunque muchos analistas han comenzado a advertir que el alza de los precios del crudo de los últimos días no es sostenible a largo plazo dado el negro panorama económico.

La escalada se vio favorecida, además, por el fuerte debilitamiento en las jornadas anteriores del dólar ante el euro y otras divisas, lo que abarata las compras de crudo y de otras materias primas que se negocian en la moneda estadounidense.

Por otra parte, un prestigioso centro de análisis, el Cambridge Energy Research Associates, advirtió en un estudio que los actuales precios bajos pueden poner la simiente de una próxima carrera alcista en el mercado del petróleo.

Los cálculos de este centro indican que con los precios actuales se perderán proyectos -al ser económicamente inviables- para extraer 7,6 millones de barriles adicionales hasta 2014, lo que en caso de que exista una recuperación económica y aumente la demanda puede llevar a la próxima crisis petrolífera.

Esta opinión es compartida por el número dos del FMI, John Lipsky, que aseguró en Viena que "cuanto más bajen los precios ahora y cuanto más tiempo permanezcan bajos, mayor será el impacto negativo en el suministro futuro".

También es la opinión reiterada por la OPEP, que ha venido defendiendo un precio de alrededor de 70 dólares como el valor justo tanto para consumidores como productores.