Abren la primera tienda sin empleados y controlada por el 'smartphone' del cliente

  • El dueño del establecimiento ha creado unatiendaque aunque en apariencia tenga un aspecto convencional,funciona totalmente a través del terminal de los clientes por una aplicación.

  • Los clientes pueden elegir qué productos se venden en la tienda gracias a una sección de la aplicación dondepueden escribir lo que creen que falta en el local.

La industria alimentaria y los supermercados griegos temen el desabastecimiento

La industria alimentaria y los supermercados griegos temen el desabastecimiento

¿No nos ha pasado alguna vez que necesitábamos por urgencia o capricho algún producto a una hora o día en el que los establecimientos estaban cerrados? Hoy día las tiendas 24 horas no son habituales en los pueblos y cuentan con productos limitados, pero en Viken (Suecia), el experto en tecnología, Robert Ilijason, ha creado un supermercado físico abierto las 24 horas del día y sin empleados, ya que todo el proceso de compra y adquisición del producto lo pueden realizar los clientes a través de su 'smartphone'.

El dueño del establecimiento ha creado una tienda que aunque en apariencia tenga un aspecto convencional, funciona totalmente a través de los teléfonos móviles de los clientes a través de una aplicación. Todo el proceso lo realiza el cliente desde el momento en el que él mismo abre la puerta con la misma aplicación, posteriormente ha de escanear los códigos de barras de los productos y pagar con tarjeta de crédito. Todo está pensado de tal manera que sean los clientes quienes controlen todo el proceso desde su terminal, según recoge el medio local HD en una entrevista al dueño.

La idea de crear un supermercado sin empleados y abierto 24 horas al día se le ocurrió al propio Ilijason un día en el que, estando en su casa y a una hora fuera del horario de apertura comercial, se le cayó un frasco de potito y tuvo que desplazarse en coche 20 kilómetros hasta encontrar una tienda abierta. Dado que los pequeños comercios han desaparecido en los pueblos hace años, vio una oportunidad de rescatar este modelo de negocio actualizado a los nuevos tiempos y de manera que ofreciera un servicio competitivo y acomodado a las nuevas posibilidades tecnológicas frente a los grandes establecimientos que ofrecen un servicio tradicional y en un horario limitado, pensando en una solución al problema de una manera moderna e interactiva.

Ilijason es un especialista en tecnología de la información (IT, las siglas en inglés) que se ha encargado de todo el desarrollo y creación, tanto de la tienda como de la 'app'. La única presencia humana es la suya ya que, aunque todo el proceso de compra-venta se dé a través del 'smartphone', es necesario tener a alguien que se encargue de adquirir los productos y dereponerlos para que la tienda tenga 'stock'.

Una tienda segura de robos

Supongo que te estarás preguntando si este modelo de negocio está pensando para quienes piensan que el hecho de que no haya ningún empleado en el establecimiento permite que puedan 'coger prestado' ciertos artículos sin pagarlos. Naturalmente el dueño lo tiene todo pensado: para identificar a los clientes, la aplicación utiliza una identificación bancaria (BankID) que usan las sucursales suecas, de manera de Ilijason sabrá quienes entran en su establecimiento y "sólo se permitirá su entrada si no tiene antecedentes por problemas de dinero", según relata en la entrevista al medio. Además, cada rincón del local está vigilado por cámaras de seguridad para evitar los hurtos.

Este nuevo modelo de negocio, además, atiende a la demanda de los clientes, que pueden elegir qué productos se venden en la tienda gracias a que la aplicación incluye una sección donde pueden escribir lo que creen que falta en el local. "Si la gente quiere patatas fritas de pimienta en lugar de patatas con sal y vinagre, pueden pedirlo. Debemos preguntar a la gente lo que quiere", declara el dueño.

Las funcionalidades tecnológicas de este particular supermercado permiten así una apertura los 365 días del año, las 24 horas del día. Los clientes recibirán una factura con el importe total de sus compras una vez al mes. Su intención es que esta creación se difunda a otras ciudades pequeñas.