El móvil permitirá estudiar el comportamiento humano a un nivel espacial, temporal y social “sin precedentes”

El profesor del d¡Departamento de Matemáticas de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y organizador del NetMob2015, Esteban Moro, destacó este miércoles que el dispositivo móvil permitirá estudiar el comportamiento humano a un nivel espacial, temporal y social “sin precedentes”.Moro, encargado de organizar junto con investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) y de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) el NetMob2015, uno de los congresos más destacados en el análisis científico de datos de móviles y su aplicación a problemas económicos y sociales, incidió en la importancia del móvil como herramienta para conocer cómo se comportan las personas, con quién se comunican, dónde están o cómo se mueven.“Esto nos puede llevar a comprender cómo se propaga la información o las epidemias en nuestra sociedad, cómo mejorar el transporte en las grandes ciudades o cómo ayudar a las autoridades en situaciones de emergencia”, reseñó el especialista, quien destacó el interés en el estudio de los sensores del teléfono, especialmente del que proviene de las llamadas.En relación a la cuestión de la privacidad, Moro aseveró que el usuario es informado de que se utilizarán sus datos, como ocurre en las aplicaciones de redes sociales. “Normalmente el acceso a esos datos tiene una contrapartida para el usuario y por eso deja acceder a sus datos. En otros contextos, los datos son agregados a niveles espaciales y temporales que no permiten ‘desanonimizar’ al usuario”, incidió el profesor, quien hizo hincapié en que el usuario conozca quién y cuándo utiliza esos datos. El organizador del NetMob2015 comentó que los principales problemas que se estudian con el análisis de estos datos están relacionados con problemas sociales, como la segregación en las ciudades y la recomendación de lugares para visitar; con problemas económicos, como la detección de indicadores económicos; con problemas de seguridad, como el crimen, la prevención y la gestión de situaciones de emergencia; o con problemas relacionados con la salud.Por último, Moro aludió a cómo el análisis de datos puede ayudar al progreso de los países en vías de desarrollo: “El uso de los datos de telefonía móvil puede ayudar a conocer el censo de la población, los patrones de movilidad de la gente para estudiar cómo se propaga una epidemia o estimar los niveles de paro a partir de los niveles de actividad en las diferentes zonas de un país”.