Gossip Girl: cotilleos de instituto en la Gran Manzana

Tres de los protagonistas de Gossip Girl

Tres de los protagonistas de Gossip Girl

¿Te acuerdas de Zack ‘el pimpollo’, Slater, Kelly, Jessi, Lisa y el señor Belding? Eran los protagonistas de Salvados por la Campana, aquella sitcom de principios de los noventa que se desarrollaba en un instituto americano en la que ellos, guapos y presumidos, intentabanligarse a la animadora de turno y ellas, presumidísimas, los hacían parecer el último perdedor de la Tierra. Y, en medio de toda esta trama, Screech, uno de los personajes más ridículos que hadado la televisión junto a Steve Urkel de Cosas de Casa.

Casi 20 años después, las series de instituto no han cambiado mucho. Mismas tramas, idénticos personajes, pero éxito de audiencia. Gossip Girl, la serie americana que Cuatro estrena esta noche (doble sesión a las 22:15 y a las 23:16) también habla de un grupo de chicos de colegio, pero presenta otro mundo. El quepintan sus creadores (los mismos que O.C.): glamour, desenfreno, lujo, morbo y rumores, muchos rumores. Elitismo puro y duro a golpe de talonario es lo que mueve a unos chavales en una serie cuya primera temporada ya ha sido emitida por AXN y ahora también se repone en el canal Cosmopolitan.

Las risas enlatadas de antaño desaparecen y, en su lugar, una cuidada selección de canciones de los artistas del momento (Yeah Yeah Yeahs, The Ting Things, Vampire Weekend) pone banda sonora a cada estado de ánimo de sus protagonistas. Las taquillas y los pasillos de instituto cambian por las calles del Upper East Side neoyorquino en el que realmente transcurre la vida de sus ‘protas’. Y ahora, internet es un personaje más en la serie y una herramienta para muchos de sus fans, queya han visto la primera temporada y parte de la segunda a través de la Red.

Es su protagonista, Serena (la rubia), la que a través del popular blog Gossip Girl (la reina cotilla) se enterá de la vida rosa de su comunidad a su regreso a Manhattan. Tras un curso en un internado, se da cuenta de que las cosas no van igual que antes. Allí le espera Blair (la morena), un poco (bastante) cambiada, y su séquito de fieles Katy e Isabel. Además, completan el elenco de personajes Dan, Nate, Jenny, Chuck y Vanessa. Conviene no contar nada más. O sí, cuatro millones de espectadores la siguen en los Estados Unidos.

Las aventuras en las aulas también proliferan en España

Echando la mirada atrás, estas series han sido una constante en la programación de nuestras televisiones. El formato suele triunfar y en España hemos sufrido, nunca mejor dicho, varios dramas adolescentes de patio de colegio: Al Salir de Clase, la serie producida por BocaBoca dio el pistoletazo de salida, y logró reunir un casting de actores cuyo tirón ha conseguido aprovechar el cine patrio: Elsa Pataky, Leticia Dolera, Pilar López de Ayala, Lucía Jiménez, Marián Aguilera disfrutaron alguna vez de un concierto en el mítico CBC.

De forma paralela, y en Antena 3, Quimi y Valle desataron el fenómeno fan con la serie Compañeros. Él, macarra con moto y chupa de cuero siempre envuelto en líos; ella, guapa, popular y delgadísima chica de familia humilde. El colegio Azcona fue testigo de embarazos no deseados, flirteos con profesores y más de un pie al borde del precipicio. La serie se adaptó al cine: No te fallaré fue su título.

El relevo lo ha tomado Físicao Química con la misma receta. Y no nos podemos olvidar de Sin Miedo a Soñar (SMS), que pasó con más pena que gloria pero ha visto nacer a actores tan en boga como Amaia Salamanca, Mario Casas, María Castro o Yon González. El formato no se agota mientras nuevas generaciones de jóvenes permanecen delante de la televisión dispuestos a ver más culebrones de quinceañeros. Por cierto, para los que se hayan quedado un poco nostálgicos con Screech y compañía, ahí va un video con el antes y el después.