La Comunidad de Madrid pone en marcha un proyecto piloto de teleasistencia para zonas rurales y metropolitanas

Aguirre comprueba el funcionamiento de los terminales y charla con algunos usuarios, que le piden ayuda para pagar la hipoteca MADRID, 16 (EUROPA PRESS) La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un proyecto piloto de teleasistencia móvil que, a través de 45 terminales, da servicio a los madrileños que viven en las zonas metropolitanas o rurales y que les permite ser atendidos allí donde se encuentren en el caso de que sufran algún percance. La presidenta regional, Esperanza Aguirre, visitó hoy el centro de coordinación de la Cruz Roja para comprobar 'in situ' el funcionamiento de este programa, una experiencia que le permitió conocer de primera mano las necesidades de algunos de los usuarios de este servicio, entre ellos Antonia, una mujer de casi 70 años que aprovechó su conversación con la dirigente regional para pedirle ayuda para pagar la hipoteca y mostrarle su temor ante una hipotética desaparición de las pensiones. "Tengo pensión de viudedad y me da miedo perderla", le comentaba Antonia a Aguirre, quien tranquilizó a la anciana garantizándole que la ayuda con la que contaba no iba a ser suprimida. La jefa del Ejecutivo autonómico también intercambió palabras con otra de las beneficiaras, Amparo, quien se mostró "encantada" de hablar con la presidenta autonómica, a la que pudo ver a través de una web. Los más de 8.000 voluntarios y los cerca de 140.000 socios de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid trabajan cada día por dar a ancianos, discapacitados o víctimas de violencia de género el apoyo que necesitan. Así, contactan con ellos de manera periódica, juegan con ellos a través de videoconferencia o les dan consejos ante sus problemas. MAYOR MOVILIDAD A lo largo de su visita, la presidenta madrileña pudo comprobar cómo la teleasistencia móvil da la posibilidad a los usuarios de gozar de una mayor movilidad, puesto que les ofrece ser localizados mediante GPS y pulsar la alarma sin necesidad de encontrarse en el domicilio. Su sencillo funcionamiento hace que los usuarios puedan enviar sus alarmas a través de un medallón o una pulsera, un mecanismo que también les posibilita recibir alertas programadas en agenda para recordar visitas médicas o gestiones y recibir llamadas de cortesía para realizar un seguimiento del beneficiario. "Los avances tecnológicos nos abren futuros servicios como el control domótico en el hogar, teleseguimiento o telemonitorización, que permiten un mayor control de las necesidades de los usuarios e incluso de carácter biomédico", explicó. Este servicio, que recibe 16 millones de euros por parte del Gobierno regional, da cobertura a 115.000 ciudadanos, lo que permite afirmar que Madrid es la región con mayor índice de cobertura de teleasistencia, triplicando la media nacional con 10,46 por ciento de cobertura frente al 4,38 por ciento, según destacó Aguirre. La jefa del Ejecutivo autonómico recordó que este sistema funciona 24 horas al día durante los 365 días al año y precisó que con iniciativas como esta la Comunidad de Madrid pretende "lograr una cultura del envejecimiento activo y positivo, proporcionando a los mayores más oportunidades para gozar de una vida con calidad". La puesta en marcha de este sistema y los estudios que sobre ello se han hecho han determinado que el 98,5 por ciento de los usuarios muestran un grado de satisfacción "alto o muy alto" del servicios. "Y no sólo de los beneficiarios, sino también de sus familias, que consideran la teleasistencia un elemento de tranquilidad y seguridad, sobre todo, en el caso de personas que pasan la mayor parte de tiempo solas", agregó la dirigente regional. Después de conocer la evolución de este servicio a lo largo de los últimos cinco años, un tiempo en el que los terminales de teleasistencia han pasado de los 37.931 terminales a los 103.692, Aguirre se comprometió a trabajar para desarrollar en la teleasistencia "entornos teletemáticos y comunicación móvil que sigan aportando calidad a las prestaciones sociales que ofrece el Gobierno autonómico". SIN PREGUNTAS Tras la visita, la dirigente regional no se mostró muy dispuesta a responder a las preguntas de los periodistas sobre la situación que atraviesa el partido tras destaparse la 'Operación Gürtel' en la que se investiga una supuesta trama de corrupción urbanística y que hasta el momento se ha cobrado tres víctimas políticas en la Comunidad de Madrid: el ex alcalde de Boadilla Arturo González Panero; el ex primer edil de Majadahonda Guillermo Ortega, y el ex consejero de Deportes Alberto López Viejo. Precisamente, la presidenta fue cuestionada por la reprobación que el PSOE pretende hacer a López Viejo que, a pesar de haber dejado el cargo de consejero, sigue siendo diputado autonómico. Al respecto, Aguirre tan solo dijo a los periodistas: "El señor López Viejo ya ha dimitido, como ustedes saben".