Las notarías expedieron en 2008 casi dos millones de certificados catastrales 'on line' a petición de los ciudadanos

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) Las casi 3.000 notarías españoles expedieron en 2008 un total de 1.921.416 certificados catastrales solicitados electrónicamente por los ciudadanos, según datos del Consejo General del Notariado. El nuevo servicio permite a los compradores de vivienda de manera gratuita el acceso telemático a la Oficina Virtual del Catastro para obtener la referencia catastral, obligatoria en las operaciones de compra-venta, Según explica el Consejo a través de una nota de prensa, la colaboración del notariado con la Oficina Virtual del Catastro --iniciada en el año 2000-- "ha incrementado exponencialmente la seguridad jurídica de las transmisiones inmobiliarias, ya que permite al comprador de una vivienda que el notario verifique que la información jurídico-fiscal y física de la finca coinciden entre ellas en el momento de la formalización de la compraventa o de la hipoteca". Además, los notarios españoles remitieron durante el pasado año por vía electrónica, 2.841.236 cambios de titularidad y otras modificaciones de las fincas a la Oficina Virtual del Catastro. Otro de los nuevos instrumentos con los que cuenta el colectivo es la firma electrónica reconocida, que ha permitido a la Agencia Notarial de Certificación dotarles de los sistemas y programas electrónicos precisos para emitir, transmitir y recibir información, así como para intercambiarse entre ellos copias de las escrituras públicas, indica el comunicado. Entre los principales servicios telemáticos ofrecidos en colaboración con las administraciones públicas y las entidades financieras se encuentra la solicitud de préstamos hipotecarios 'on line' con más de veinte entidades financieras; la solicitud del NIF provisional de las sociedades constituidas a la Agencia Estatal de Administración Tributaria; la constitución de sociedades de responsabilidad limitada y sociedades limitadas nueva empresa; la presentación, solicitud de información y pago de diversos tributos; la colaboración en la prevención contra el blanqueo de capitales y el fraude fiscal; la verificación de la vigencia de los poderes; la publicación de bases de concursos, y solicitud del certificado de últimas voluntades y del certificado de seguros de vida, entre otros.