Llega Android, el móvil de Google para navegar

  • Madrid, 7 abr (EFE).- Le llaman el móvil de Google, pero Android no es un móvil, es un sistema operativo que hace que un teléfono móvil (smartphone) sea tan sencillo de utilizar como un ordenador con Google.

Madrid, 7 abr (EFE).- Le llaman el móvil de Google, pero Android no es un móvil, es un sistema operativo que hace que un teléfono móvil (smartphone) sea tan sencillo de utilizar como un ordenador con Google.

Los sistemas operativos hacen que los móviles tengan capacidades de ordenadores y Android nace para competir con Symbian (Nokia), Windows (Microsoft) e Iphone (Apple), fundamentalmente.

El primer Android, que llegará a España en unos días, formará parte del HTC Dream que va a comercializar Telefónica, pero Vodafone también va a lanzar su móvil con Android, el HTC Magic, el último desarrollo del fabricante taiwanés.

Lo más llamativo de Android es que no hace falta investigar nada, todo se puede ver a primera vista y es muy sencillo de utilizar.

Cuenta con tres pantallas táctiles, una principal y otras dos en las que se pueden situar las aplicaciones favoritas, que se complementa con una cuarta pantalla con el grueso de las aplicaciones. Mirar, pulsar y se accede a todo.

Por todas partes aparece el buscador de Google que invita a navegar y dependerá de la cobertura que en ese momento se tenga de móvil para ir más deprisa o menos. Navegar dentro de una página es similar al proceso en el ordenador.

Google Maps también se encuentra de forma muy sencilla y con todas las posibilidades, incluidas las de Street View para ver las calles.

La brújula que incorpora el HTC Dream permite ver el cielo, el suelo y las casas desde todas las posiciones.

Además, Android trae una tienda de todo tipo de aplicaciones gratuitas, desde juegos, a programas para finanzas, música, redes sociales...

El HTC Dream es más pesado que el HTC Magic de Vodafone, pero tiene una ventaja, que además de su pantalla táctil cuenta con un teclado completo (qwerty) que se desliza y se esconde, lo que hace que tenga todas las posibilidades de los táctiles y de los teclados.

Lo peor de este tipo de móviles es que la utilización de servicios implica gasto de batería, por lo que hay que recargarlos todos los días.

También, como para todos los móviles "smartphone", es fundamental tener una tarifa plana de datos que garantiza al usuario el control de gasto y hace que utilice todas las posibilidades del dispositivo.

Utilizar un "smartphone" como si fuera un móvil sólo para hablar, es un desperdicio.