Vodafone ofrecerá este año 21,6 megas de velocidad para datos en móvil

  • Barcelona, 16 dic (EFE).- Vodafone comenzará a ofrecer conexión de datos por telefonía móvil a 21,6 megabits por segundo al finalizar este año, aunque en seis meses ya ofrecerá 16,2 megabits, informaron representantes del Centro de Competencia que esta multinacional tiene en España.

Vodafone ofrecerá este año 21,6 megas de velocidad para datos en móvil

Vodafone ofrecerá este año 21,6 megas de velocidad para datos en móvil

Barcelona, 16 dic (EFE).- Vodafone comenzará a ofrecer conexión de datos por telefonía móvil a 21,6 megabits por segundo al finalizar este año, aunque en seis meses ya ofrecerá 16,2 megabits, informaron representantes del Centro de Competencia que esta multinacional tiene en España.

Vodafone muestra en su stand en el Mobile World Congress estas tecnologías que permiten ampliar la capacidad de la actual red 3G (tercera generación de móviles), que en la actualidad apenas ofrece velocidades comerciales por encima de los 7 megabits por segundo.

Los representantes de Vodafone señalaron que se trata de tecnologías desarrolladas por el Centro de Competencia de la multinacional en España para todo el mundo e hicieron hincapié en que este centro desarrolló y presentó el año pasado 40 patentes de telecomunicaciones, lo que supone entre el 20 y el 25 por ciento de todas las internacionales generadas en España.

Reiteraron que la actual red de tercera generación tiene todavía muchas posibilidades y puede desarrollarse para ofrecer velocidades de 32,4 megabits en 2010.

En España, Vodafone ha realizado ya pruebas reales de velocidades por encima de 20 megabits en Madrid y Huelva.

Por este motivo, la red para la cuarta generación de móviles (LTE) no será adoptada hasta el 2011 o el 2012 por este operador en España, aunque la están probando y cuando comiencen a instalarla lo harán de forma complementaria a la red actual.

El centro de competencia de Vodafone España ha desarrollado una tecnología que permite evolucionar las antenas bases para adoptar la cuarta generación sin tener que cambiar la infraestructura de las estaciones base lo que supone importante ahorros de costes y de energía.