Las empresas gallegas envían misiones comerciales al mercado sudamericano, con especial interés en Brasil

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 (EUROPA PRESS)

Argentina, Chile y Brasil fueron los últimos destinos de las empresas gallegas que participaron en dos misiones comerciales organizadas por las Cámaras de Comercio gallegas y financiadas por los Fondos Feder.

Según explicó la Cámara de Lugo, en la misión a Brasil participaron un total de 13 empresas de los sectores de alimentación, productos industriales y tecnológicos, bienes de consumo y servicios, pertenecientes a las cámaras de comercio de A Coruña, Lugo, Vigo, Vilagarcía y Pontevedra. A finales de año está previsto realizar una nueva misión a Brasil, que se ha convertido en un "importante destino" de las exportaciones españolas.

En concreto, explicó la Cámara, las exportaciones a este país han aumentado hasta situarse en torno a los 1.500 millones de euros, lo que se suma a que en términos de población Brasil es el primer país de América Latina, con un PIB en 2008 de un millón de euros.

En esta línea, los sectores con mayor interés de negocio son el de muebles de equipo, material eléctrico y productos editoriales, ya que, señalaron, "se ha aprobado una ley en la que el español se ofrece para poder aprenderse en la enseñanza básica".

Por contraposición, los empresarios españoles que quieren exportar a este país se enfrentan a una "enorme burocracia en las aduanas brasileñas" que cuentan con "licencias de importación" y una reglamentación "muy estricta en normas de calidad" que "afecta principalmente al sector alimentación".

CHILE Y ARGENTINA

Asimismo, Chile y Argentina fueron los destinos de otra misión comercial organizada por las Cámaras de Comercio gallegas en la que participaron 11 empresas de los sectores de los materiales de construcción, muebles, genética veterinaria y productos químicos.

En Chile, los empresarios realizaron más de 100 entrevistas individuales con importadores y distribuidores locales, mientras que en Argentina la situación fue "más complicada", aunque las empresas gallegas encontraron posicionamiento en nichos difíciles como el de los materiales de construcción y medio ambiente.