Las exportaciones chilenas de salmón crecieron un 6,4% en 2008

  • Santiago de Chile, 17 feb (EFE).- Las exportaciones chilenas de salmón y trucha ascendieron a 2.475 millones de dólares en 2008, lo que supone un aumento del 6,4 por ciento con respecto al año anterior, según el Boletín de Exportaciones Pesqueras que elabora el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP).

Las exportaciones chilenas de salmón crecieron un 6,4% en 2008

Las exportaciones chilenas de salmón crecieron un 6,4% en 2008

Santiago de Chile, 17 feb (EFE).- Las exportaciones chilenas de salmón y trucha ascendieron a 2.475 millones de dólares en 2008, lo que supone un aumento del 6,4 por ciento con respecto al año anterior, según el Boletín de Exportaciones Pesqueras que elabora el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP).

Este incremento se debió a que muchas empresas salmoneras cosecharon antes de lo previsto, a causa del virus ISA (Anemia Infecciosa del Salmón).

Según el IFOP, citado hoy por varios medios, los salmónidos exportados en diciembre de 2008 alcanzaron las 48.600 toneladas, un 2,5 por ciento más que el mismo mes de 2007 y un 57 por ciento más que en noviembre de 2008.

Para 2009 se prevé una subida en el precio promedio, pero la disminución de la producción repercutirá negativamente en la industria del salmón, el tercer producto de exportación chileno, tras el cobre y la celulosa.

De acuerdo con estimaciones de Globefish, organismo dependiente de la ONU que proporciona información sobre el comercio internacional de productos pesqueros, la producción de salmón atlántico de Chile podría caer en 2009 entre un 40 y un 50 por ciento.

Al respecto, la empresa noruega Marine Harvest, la mayor salmonera del mundo, anunció recientemente que este año producirá en Chile unas 30.000 toneladas, un 60 por ciento menos que en 2008, debido a los efectos del virus ISA.

El virus fue hallado en Chile en julio de 2007 y hasta la fecha se ha detectado una veintena de zonas infectadas, principalmente en las sureñas regiones de Los Lagos y Aysén.

El ISA afecta a los peces, sobre todo en la fase en la que viven en el mar y se manifiesta principalmente por hemorragias en los órganos internos que generan grandes niveles de mortandad.