Adif licita la redacción del proyecto de dos subtramos burgaleses de la línea Valladolid-Burgos-Vitoria

BURGOS, 24 (EUROPA PRESS) El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) licitó la redacción del proyecto de plataforma de los subtramos Fresno de Rodilla-Quintanavides y Quintanavides-Prádanos de Bureba, situados en la provincia de Burgos y pertenecientes al tramo Burgos-Vitoria de la Línea de Alta Velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria. El importe conjunto de licitación asciende a tres millones de euros, con un plazo de ejecución de 12 meses para cada uno de ellos, informaron a Europa Press fuentes de Adif. En el caso de Fresno de Rodilla-Quintanavides, la redacción del proyecto de plataforma de este subtramo cuenta con un presupuesto de licitación de 1.300.000 euros. El trazado discurre por los términos municipales de Fresno de Rodilla, Santa María del Invierno, Monasterio de Rodilla, Santa Olalla de Bureba y Quintanavides, y tiene una longitud de 8,2 kilómetros. Como obras singulares destacan dos túneles de 280 y 330 metros de longitud, así como una pérgola de 60 metros. Por su parte, el trazado del subtramo Quintanavides-Prádanos de Bureba discurre por los términos municipales de Quintanavides, Briviesca, Castil de Peones, Alcocero de Mola y Prádanos de Bureba y tiene una longitud conjunta de 7,7 kilómetros. El importe de la licitación asciende a 1.700.000 euros. Entre los elementos singulares de este subtramo destacan la construcción de cinco viaductos de 520, 200, 2.040, 200 y 300 metros de longitud. CARACTERÍSTICAS DE LA LÍNEA La nueva Línea de Alta Velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria está incluida en la red de altas prestaciones del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) del Ministerio de Fomento para el periodo 2005-2020. A escala europea, forma parte del Proyecto Prioritario nº 3 del Eje Atlántico Ferroviario Europeo, dando continuidad en territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria-Frontera Francesa. Las obras de plataforma del tramo Burgos-Vitoria van a ser cofinanciadas por el Fondo de Cohesión de la Unión Europea. Entre las ventajas que aportará su puesta en servicio destacan la disminución de la distancia de recorrido entre Valladolid y Vitoria en 21 kilómetros, pasando de los 244,8 actuales a 223,8 (sin incluir los accesos a Valladolid y Vitoria). Además, se incrementará la seguridad mediante el uso de tecnologías punta en los sistemas de conducción automática de trenes y la ausencia de pasos a nivel a lo largo de todo el recorrido. La línea dispondrá de dos vías electrificadas de ancho internacional o UIC (1.435 mm). Se ha diseñado para alcanzar una velocidad máxima de 350 km/h, con pendientes máximas de 25 milésimas por metro. La inversión total estimada para las obras de plataforma de la nueva Línea de Alta Velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria supera los 1.600 millones de euros, sin incluir los accesos a Valladolid y Vitoria. Los estudios y proyectos de la LAV y las obras de plataforma del tramo Valladolid-Burgos han sido cofinanciados por las Ayudas RTE-T (Redes Transeuropeas de Transporte) por importe de 39,7 millones de euros. Por su parte, el Fondo de Cohesión dentro del Fondo de Cohesión-FEDER cofinancia las obras de plataforma del tramo Burgos-Vitoria.