Aguirre dice que con Álvarez el traspaso de Cercanías era "imprescindible" pero ahora con el talante de Blanco no lo pide

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró hoy que el traspaso de competencias de las Cercanías --dependientes del Gobierno central-- era "imprescindible" cuando la titular del Ministerio de Fomento era Magdalena Álvarez, pero que ahora con el "talante" del nuevo ministro, José Blanco, no es una de sus reivindicaciones.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la presidenta se mostró así de clara al ser preguntada por si continúa con su pretensión de querer ser competente de este transporte ferroviario, y después de que ayer mostrará su satisfacción por el Plan de Infraestructuras Ferroviarias de Cercanías 2009-2015 para las Cercanías madrileñas.

"Con la anterior ministra tengo que decir que lamentablemente para dar un mejor servicio a los madrileños era imprescindible que nos diera ese traspaso", indicó la presidenta, quien, por el contrario, aseguró que Blanco ha demostrado "con sus primeros gestos y actuaciones que tiene un talante totalmente diferente y una decisión de no perjudicar a la Comunidad".

En este sentido, la presidenta madrileña confió en que esta actitud de Blanco no cambie --ambos dirigentes llevan un mes con muy buena sintonía -- y "se plasme en realidades en el futuro". "No renunciamos a ese traspaso pero no es algo que nosotros estemos reivindicando ahora que ha cambiado el talante del titular del Ministerio", matizó.

Así, señaló que la Comunidad de Madrid, al menos, mientras ella sea presidenta, no es de las que cree que todo lo que sea quitar competencias al Gobierno de la Nación y dárselas a las comunidades autónomas "es bueno por definición y por naturaleza".

"Yo creo que lo que es bueno es dar el mejor servicio posible a los ciudadanos y en el caso de las Cercanías actuar de forma conjunta", añadió la dirigente autonómica, quien recordó que en la materia tienen que trabajar en colaboración tanto el Ministerio y los responsables de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid como los de los ayuntamientos, que también están en el Consorcio Regional de Transportes.

En cuanto a las competencias de las vías, Aguirre aclaró que no tienen ningún problema porque el Estatuto de Autonomía dice que las carreteras y las vías de ferrocarril que transcurren íntegramente por el territorio de la Comunidad de Madrid son competencia de la Comunidad.

Todo esto independientemente, añadió, de que haya trenes que pasen por la región y su destino sean ciudades de otras comunidades autónomas como Toledo, Ávila o Guadalajara. "Hay algunos trenes que son de Cercanías en el tramo de Madrid y luego continúan, otros que no y que están íntegramente en el territorio, por tanto, titulo de competencia no tenemos ningún problema", apostilló.

'CASUS BELLI'

Por otro lado, la presidenta señaló que desde que se planteó el traspaso de competencias de Cercanías, en primer lugar, en Cataluña, los sindicatos han considerado esta cuestión como 'casus belli', por lo que Aguirre no ve "tan claro" que dicho traspaso vaya a tener lugar próximamente con la Generalitat.

Precisamente, los sindicatos han anunciado movilizaciones porque si bien no se oponen al traspaso, creen que alguno de los puntos que se recogen en dicha decisión perjudica a los trabajadores, como el hecho de que si en 2012 no se llega a un acuerdo, los puestos de los trabajadores pasen a la Generalitat.

No obstante, Aguirre recalcó que más que quien sea el titular de la competencia, lo que le preocupa a ella es que el transporte público "se ejerza pensando en dar el mejor servicio a los madrileños". Por ello, señaló que espera que los 5.000 millones de euros anunciados ayer para destinar al Plan de Cercanías no se destinen todos en 2015 y se repartan a lo largo de estos años.

Así, apreció que Blanco haya propuesto crear una comisión conjunta de la Comunidad de Madrid y del Ministerio para establecer los plazos, las fechas y las prioridades de cada una de las obras de los ferrocarriles de Cercanías porque, de esta manera, se controlarán dichos plazos y el dinero podrá repartirse a lo largo de un periodo extenso.

En lo que respecta a las obras que va a realizar la Comunidad --el tren entre Torrejón de Ardoz y Chamartín, entre Moncloa y Majadahonda y entre Móstoles y Navalcarnero--, Aguirre destacó que las tres tienen puesto un plazo y un presupuesto: son 1.000 millones de euros y el plazo es la primavera del 2011.

"Nos gustaría muchísimo a los representantes de los madrileños conocer cuáles son los plazos que en el presupuesto tiene previsto el Gobierno de la Nación", dijo Aguirre, al tiempo que matizó que cuando ella ha dicho en ocasiones anteriores que José Luis Rodríguez Zapatero no ha invertido dinero en obra pública nueva es precisamente por lo que recogían año tras año los presupuestos.

"Cuando hemos dicho a lo largo de cinco años que ni un solo euro en obra pública nueva nos basamos únicamente y simplemente en los Presupuestos Generales del Estado, donde se ponían unos epígrafes de unas obras enormes y las cuantías a lo mejor no llegaban a los 6.000 euros", concluyó la presidenta.