Aguirre espera que Blanco no se comporte "como el perro del hortelano" y mantiene que su relación con él es "normal"

Dice que el "boicot" de Gómez al 2 de Mayo, "impropio de un partido democrático", es como si ella no fuera a los actos del 12 de octubre

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, manifestó hoy que espera que el ministro de Fomento, José Blanco, no se comporte "como el perro del hortelano" después de la reunión de ayer en la que se desbloquearon varios proyectos en infraestructuras de la región y sostuvo que la relación que mantiene con él es la "normal" entre un dirigente autonómico y un ministro.

"Espero que Blanco no haga el perro del hortelano, como había hecho (la ex ministra) Magdalena Álvarez", declaró en una entrevista con Telemadrid recocida por Europa Press, donde también volvió a hacer uso del refrán español "obras son amores". Aguirre mostró su deseo de que Blanco cumpla su compromiso y presente el nuevo Plan de Cercanías, "que tanta importancia tiene para los ciudadanos que viven en la periferia de Madrid, muchos de los cuales ven pasar el tren".

Así, en relación a los comentarios que han suscitado ambos por las buenas relaciones que aparentemente tienen ahora, Aguirre señaló que es "lo normal y natural" que un presidente autonómico y un ministro de Fomento se reúnan y acuerden las infraestructuras que necesita su comunidad. En la misma dirección, indicó que ambos llevan mucho tiempo en la política y que han tenido que asumir diferentes papeles y actitudes, fruto de la "obligación" de cada momento. Así, destacó que Blanco, como vicesecretario del PSOE "tenía el papel de ser el látigo del principal partido de la oposición y ahora el papel que tiene es construir las infraestructuras que España necesita".

No obstante, reconoció que la reunión resultó "muy mediática y hasta cierto punto inusual como consecuencia de cinco años en los que la anterior ministra no había hecho ni una obra pública nueva para Madrid, ni siquiera las que comprometió como los carriles bus-vao para que los buses pasarán por todas las carreteras nacionales".

Precisamente, preguntada sobre por qué ponía pegas la anterior ministra a todos sus proyectos, Aguirre aseguró que lo ignoraba pero que, de todas maneras, no quería ya "mirar atrás". Así, reiteró que no tiene nada en lo personal contra Álvarez a pesar de que la quería "ver colgada de la catenaria y colgada en la vía. "Pero yo creo que hay que mirar hacia adelante y el nuevo ministro dice que va a presentar un Plan de Cercanías", apostilló.

En cuanto a las declaraciones del secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, que señaló ayer que todos los proyectos que ayer se desbloquearon ya estaban en marcha con Álvarez porque "había sido una magnífica ministra", Aguirre se limitó a decir que no se cree "nada" de lo que dice el socialista, teniendo en cuenta que lo último que ha hecho ha sido "boicotear" los actos del 2 de mayo "porque no está de acuerdo con el Gobierno regional".

"Esto es como si el PP, como no esta de acuerdo con el Gobierno de Zapatero, decidiera boicotear los actos del 12 de octubre y no fuera al desfile o al Palacio Real", continuó la dirigente, que subrayó que esta actitud es "impropia" de un partido democrático "que pretende ser alternativa al Gobierno, que es lo que tenía que ser el señor Gómez". A su juicio, el jefe de los socialistas madrileños tendría que decir si le gusta o no lo que hace ella en alguna materia, comentar sus propuestas, pero no boicotear los actos. "El boicoteo a los actos institucionales al día de la Comunidad de Madrid me parece propio de un partido que no es ni siquiera parlamentario", agregó.

MÁS DE SEIS MILLONES DE MADRILEÑOS

Por otra parte, Aguirre reconoció que desconoce cuándo va a tener lugar la reunión con el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, pero sí que es consciente de que dicho encuentro va a tener lugar. Sea cuando sea, subrayó que lo único que va a pedir para su Comunidad es que el nuevo sistema de financiación tenga en cuenta a los 6,3 millones de habitantes que hay en Madrid.

"A mí me basta con que se reconozca a la población madrileña", insistió, al tiempo que recordó que el presidente de Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero le garantizó en la reunión que mantuvo con él en enero "que se iba a reconocer la población", y que por esa razón, ella aseguró que apoyaría el nuevo sistema de financiación autonómica. "Espero que no nos defrauden cuando se haga la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera", aseveró.

Además, la dirigente madrileña calificó de "atentado a la nación española" que comunidades autónomas como Cataluña fijen en sus estatutos el porcentaje de inversiones que tiene que destinar el Gobierno central respecto a su PIB. "A Madrid precisamente le ha ido muy bien ser la comunidad autónomas que mas aporta a la caja común, aunque desgraciadamente en estos cinco años hemos dicho los que hemos recibió, porque no hemos recibido ni un euro", apostilló

Por otro lado, Aguirre criticó el cambio del criterio del sistema de financiación del transporte cuando llegó Zapatero al Gobierno. Según explicó, las ayudas que el Gobierno de la Nación da al transporte público colectivo, al Metro y al autobús, en lugar de darse por número de viaje, como se daban hasta ahora, "han decidido darlas por población, porque en aquel momento los madrileños eramos 5,5 millones y los catalanes 6,7 millones". "Yo me pregunto si ahora que ha abierto el Metro en Sevilla, se van a financiera por toda la población de Andalucía. Pues sí que estamos listos, por en este concepto nos deben 95 millones de euros cada año", aseveró.

MOTIVADA ANTE LAS EUROPEAS

En cuanto a las próximas elecciones europeas, Aguirre auguró una victoria del PP en los comicios movida por los resultados que los populares han obtenido en Galicia y en el País Vasco el pasado 1 de marzo. Tras destacar que la campaña a estas elecciones se abrirá y se cerrará en Madrid, la presidenta madrileña confió en que el voto de los madrileños "que creen en España" vaya dirigido al PP.

La dirigente regional no quiso valorar los candidatos del PSOE al Parlamento europeo, entre los que se encuentran la ex ministra de Fomento Magdalena Álvarez. "Desde luego no voy a opinar sobre los candidatos del PSOE. Allá ellos, ellos serán los que lo saben", dijo. Al ser preguntada por si Álvarez colgará al cabeza del PP a las europeas, Mayor Oreja, de una catenaria como dijo que la quería ver a ella, la tan solo apuntó: "no hay que hacer leña del árbol caído".

Otro de los temas sobre los que Aguirre hizo hincapié fue en la Ley de Dependencia. Así, se quejó de que el Gobierno no destine a Madrid más dinero para esta materia y apoyó sus críticas con datos de 2008 que apuntan que la Comunidad gastaba a la dependencia en ese periodo 760 millones de euros, mientras que recibió 27 del Ministerio.

Finalmente, Aguirre ironizó con el hecho de que el vicepresidente tercero y ministro de Política territorial, Manuel Chaves, haya conseguido dejar la Presidencia de la Junta de Andalucía tras haberle reconocido la deuda histórica de la región. "Yo también le voy a llamar deuda histórica (al reconocimiento del aumento de la población madrileña) porque desde el 99 no reconocer a los madrileños que estamos aquí... Si es cuestión de llamarlo deuda histórica y ponerlo en el estatuto, creo que podré incluso pactar con Tomás Gómez que cambiemos el estatuto y hablemos de la deuda histórica", concluyó.