Aguirre pedirá a Blanco el desbloqueo de cinco proyectos, incidiendo en la construcción del metro a Majadahonda y Torrejón

La presidenta madrileña reclamará el cierre de la M-50, la puesta en marcha del plan de Cercanías y la concreción de la gestión de Barajas

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, reclamará al ministro de Fomento, José Blanco, en la reunión que ambos mantendrán esta semana el desbloqueo de cinco proyectos de importancia para la región, haciendo especial hincapié en la construcción del metro que unirá Moncloa con Majadahonda y Chamartín con Torrejón.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Transportes e Infraestructuras, entre los temas a tratar estarán, además de estos dos proyectos, el cierre de la M-50, la puesta en marcha de los metrobuses, el desarrollo del Plan de Cercanías y la gestión del aeropuerto de Barajas.

El encuentro entre la jefa del Ejecutivo madrileño y Blanco, del que se desconoce la fecha concreta a pesar de saberse que se materializará esta semana, será el primero que el ministro mantendrá con un presidente autonómico tras tomar posesión del cargo el pasado miércoles.

La última reunión entre el Gobierno central y el madrileño en la que se trataron estos asuntos tuvo lugar el 23 de octubre de 2007, cuando Magdalena Álvarez se encontraba al frente de la cartera. En aquel momento, Fomento ofreció a la Comunidad 3.400 millones de euros para carreteras, pero pospuso su participación en Cercanías y el aeropuerto de Barajas. Además, anunció que no ejecutaría el cierre de la M-50 bajo El Pardo por su afección medioambiental.

El encuentro de esta semana supondrá una nueva oportunidad para que ambas administraciones entierren el hacha de guerra y puedan alcanzar acuerdos en materia de Transportes e Infraestructuras. De momento, Blanco ya ha mostrado su disposición a colaborar con el Ejecutivo autonómico. "Yo quiero compartir el trabajo que vamos a hacer con la Comunidad de Madrid", apostilló ayer en una entrevista concedida a la Cadena Ser recogida por Europa Press.

PROYECTOS DE IMPORTANCIA PARA MADRID

Por ello, Aguirre llevará bajo el brazo determinados proyectos que a fecha de hoy no se han podido poner en marcha, algunos a falta tan sólo del visto bueno del Ministerio de Fomento, como es el caso de la construcción del metro a Majadahonda y a Torrejón, dos propuestas "que ya están hechas, sometidas a impacto medioambiental y listas para empezarlas", según fuentes de la Consejería de Transportes e Infraestructuras.

Ambos proyectos contemplan el uso de las vías de Renfe para hacer llegar el metro desde Moncloa a Majadahonda y desde Chamartín hasta Torrejón. "Toda la inversión la haría la Comunidad de Madrid. La gestión de estas líneas se pasaría a Adif para mejorar la seguridad, entre otras cosas, por lo que sólo faltaría el 'sí' de Fomento para poder empezar", indicaron las fuentes.

La línea Majadahonda Centro-Intercambiador de Moncloa, que tendrá un coste de 260 millones de euros, estará dotada de un material móvil especial y utilizará en parte la línea existente. Está previsto que parta del centro de Majadahonda hasta enlazar con la actual línea de cercanías en la Estación de Majadahonda, para recorrer este tramo hasta la altura del Puente de los Franceses, desde donde se realizará una bifurcación para terminar en el intercambiador de Moncloa.

Más de 142.000 vecinos de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón se beneficiarán de esta línea, que podría recibir una media de 20.000 viajeros al día y que tendrá una longitud total de casi 17 kilómetros, de los 4,1 serán de nueva construcción y 12,7 pertenecerán a la línea ya existente.

Por su parte, la construcción de la línea a Torrejón, contará con un presupuesto de 480 millones de euros y partirá de la línea de ferrocarril Madrid-Barcelona, a la altura de la M-45 en San Fernando de Henares, penetrando longitudinalmente por el oeste en la zona norte del casco urbano de Torrejón de Ardoz hasta el extremo este, en las proximidades de la urbanización Soto del Henares. En total, serán 100.000 habitantes los que se vean favorecidos por este proyecto, que tendrá una longitud de 7,5 kilómetros.

CIERRE DE LA M-50 Y METROBUSES

Junto a estas peticiones, la dirigente regional solicitará a Blanco el cierre norte de la M-50, un proyecto que el Ejecutivo regional bautizó como construcción de la carretera M-61 y que contempla la ejecución de un túnel bajo El Pardo. "El asunto ahora es que, aunque la Comunidad vaya hacer la inversión cercana a los 2.600 millones de euros, es necesario buscar una consonancia (entre administraciones) para unir la M-61 con la M-50", señalaron las fuentes.

En la última reunión que Aguirre mantuvo con la ex ministra Álvarez, ésta afirmó que construir un subterráneo bajo El Pardo era una solución que a su departamento no le agradaba. "Por debajo del monte de El Pardo tiene muchos problemas medioambientales y nosotros no lo vamos a hacer como Ministerio de Fomento, pero sí estamos dispuestos a hablar con la Comunidad de Madrid para no ser un obstáculo pero tampoco un impulso a la conexión", dijo en aquel momento.

A esta reclamación, la presidenta autonómica sumará la necesidad que tiene el Gobierno regional de que la Administración central acelere la construcción de los carriles Bus-Vao para poder impulsar la puesta en marcha de los llamados Metrobús dado que de los cuatro planes que la Comunidad tiene elaborados, tres 'pinchan' en ciertas carreteras nacionales, especialmente la carretera de Barcelona (A-2) y la de Extremadura (A-5).

"Este es el mejor ejemplo de colaboración entre administraciones: cada uno hace lo suyo y al final los ciudadanos son los que se ven beneficiados", indicaron las fuentes, que precisaron que los metrobús que se ven afectados por la ausencia de los carriles bus-vao son el de Torrejón-Barajas, Arroyomolinos-Xanadú y Villaviciosa-Alcorcón.

AEROPUERTOS Y CERCANÍAS

Aguirre también pondrá sus esfuerzos en que el Ministerio de Fomento inicie el Plan de Cercanías anunciado en varias ocasiones y que contempla la construcción de 115 kilómetros hasta 2015, así como el desarrollo de 24 estaciones más y cinco nuevos intercambiadores, todo ello con una inversión superior a los 5.000 millones de euros. A este respecto, Blanco ha subrayado esta semana que ya está trabajando en él y que está cerca de concluirlo.

El último asunto que la presidenta madrileña pretende trasladar a Blanco es la gestión de Barajas después de que este verano Álvarez anunciara que iba a desarrollar un nuevo modelo de gestión de Aena en el que iba a dar participación a empresas privadas y a las comunidades autónomas pero no matizó cómo lo iba a hacer.

Fuentes de la Consejería de Transportes especificaron que antes de dar una respuesta afirmativa a la cesión de la gestión del aeródromo es necesario saber en qué condiciones se va a llevar a cabo. Por este motivo, la presidenta regional reclamará conocer cuál va a ser el modelo de gestión que se pretende imponer.

Finalmente, Aguirre tiene previsto plantear a Blanco la construcción del aeródromo de Campo Real, que servirá para descargar a Barajas de vuelos de bajo coste y de mercancías. "Si se tiene claro que se cuenta con el visto bueno de todas las administraciones, se podría empezar a diseñar los aeropuertos", afirmaron las fuentes, que añadieron que uno de los objetivos de la reunión será "sacar adelante los proyectos para que los ciudadanos los disfruten".