Álvarez y Chaves inauguran con una placa el proyecto de metro de Sevilla tras una visita a las cocheras y un viaje

SEVILLA, 2 (EUROPA PRESS)

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, encabezaron la inauguración de la Línea 1 del metro de Sevilla, evento que contó con una serie de actos entre los que se contaron una visita a las cocheras y el Puesto de Mando Central, un viaje en el suburbano desde Cocheras hasta San Bernardo y, como culmen, el descubrimiento de una placa en esta misma estación.

A la inauguración asistieron multitud de cargos y representantes de la sociedad civil sevillana, de entre los que destacaron, al margen de la ministra y el presidente, el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón; los consejeros de la Presidencia, Gaspar Zarrías, y de Obras Públicas y Transportes, Luis García Garrido, así como los alcaldes de los cuatro municipios por los que pasa la Línea 1 --los socialistas Alfredo Sánchez Monteseirín (Sevilla), Francisco Toscano (Dos Hermanas), Juan Ramón Troncoso (San Juan de Aznalfarache) y Antonio Conde (Mairena del Aljarafe)--.

También hicieron acto de presencia el portavoz del PP en el Ayuntamiento hispalense, Juan Ignacio Zoido, y sus compañeros de la oposición municipal; el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera; o ex alcaldes de la capital como Manuel del Valle, mientras que en la lista de invitados al acto aparecían, entre otros, el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo; el jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, Enrique Álvarez Riestra; o el ex consejero de la Junta de Andalucía Jaime Montaner.

Los actos de inauguración comenzaron con la visita de las autoridades a las cocheras y el puesto de mando central, donde el gerente de la empresa Ferrocarriles Andaluces, José Luis Nores, tomó la palabra para explicar brevemente la historia de un proyecto "descomunal", con "capacidad de respuesta" a las dificultades surgidas en su construcción.

"Hay que reconocer el trabajo realizado a todos", reivindicó Nores sobre la función de los implicados en la puesta en marcha de una línea que, tras su comienzo de obras el 14 de enero de 2004, contará con 18 kilómetros de trazado, 13 de túnel, 29 kilómetros de vías, tres de infraestructuras, 22 estaciones --17 de ellas operativas-- y 17 trenes en funcionamiento.

UNIDADES MÓVILES EXTRA EN NERVIÓN

Pese a ello, las cocheras tienen capacidad para 25 unidades, a las que se suma el espacio para otras cuatro habilitado en las antiguas cocheras de Nervión, y que podrán dar asistencia y mayor fluidez al servicio para aquellos acontecimientos, tales como partidos de fútbol u otros eventos extraordinarios, que requieran de una mayor oferta, según informó el presidente de la concesionaria Metro de Sevilla, Antonio Belmonte.

Éste procedió a la explicación de las diferentes zonas en las que se dividen las instalaciones, con un global de 65.000 metros cuadrados, con un lugar al descubierto para llevar a cabo las pruebas en una playa de vías; talleres y cocheras --12.000 metros cuadrados, con 4.600 m2 de paneles fotovoltaicos que autoabastecen las instalaciones desde hace once meses-- y el edificio de control, con 8.000 metros cuadrados útiles --2.000 de garajes y 6.000 para oficinas--, que permite monitorizar y sectorizar todas las instalaciones del metro de Sevilla, con un máximo de hasta 69 cámaras operativas a la vez.

El sistema, asimismo, contará con avanzados sistemas de seguridad como el Automatic Train Protection (ATP), que supone la prohibición de que el vagón pueda alcanzar a otro que vaya delante, que rebase la velocidad establecida o que se salte un semáforo en rojo; ello se reforzará con el sistema de puertas de seguridad en los andenes.

Tras la presentación, autoridades e invitados montaron en vagones que a las 11,27 horas cerraron las puertas para comenzar el viaje. Aunque en la salida de convoys se registró una brusca puesta en marcha --aún no se dispone de agarraderas en el interior--, el resto del trayecto discurrió con total normalidad. De esta forma, a las 11,32 horas el metro llegó a la estación de Cocheras, llegando en ocho minutos a la estación de San Bernardo tras su paso sin paradas por La Plata, Amate --donde se registró la punta de velocidad--, Primero de Mayo, Gran Plaza y Nervión.

Algunos detalles técnicos del viaje fueron ofrecidos por el conductor Jorge Torres, que en declaraciones a los periodistas subrayó que había alcanzado la "oportunidad" de trabajar en el proyecto hace seis meses, cuando accedió a los cursos de formación "en los que desde primera hora hemos estado en cabina".

Así, este electricista natural del municipio sevillano de Villanueva del Ariscal, encargado del viaje de vuelta de uno de los vagones como segundo conductor, informó del sistema de Automatic Train Operation (ATO), que consigue mejorar la velocidad comercial, optimizando los tiempos de recorrido entre estaciones. Existe, en este sentido, un pedal que debe pisarse cada 30 segundos para evitar accidentes por indisposición del conductor.

A las 11,47 horas la expedición al completo se desplazó hasta el andén de San Bernardo, lo que permitió que se produjeran imágenes como una conversación entre Zoido y Viera. Tras el descubrimiento de la placa por parte de Chaves, el multitudinario grupo montó en tren a las 11,54 horas y llegó a la estación del Prado de San Sebastián a las 11,56, donde bajaron para dirigirse hacia el teatro Lope de Vega, lugar programado para el acto institucional de inauguración.