(Ampliación) Cataluña gestionará Cercanías a partir del 1 enero de 2010

BARCELONA, 7 (EUROPA PRESS)

La Generalitat de Cataluña asumirá el próximo mes de enero la gestión del servicio ferroviario de Cercanías de Barcelona, aunque Renfe seguirá como operadora al menos hasta diciembre de 2010, anunciaron hoy el ministro de Fomento, José Blanco, y el presidente de la Generalitat, José Montilla, tras reunirse en la capital catalana.

En virtud del acuerdo, la Generalitat supervisará durante 2010 el servicio de Cercanías que seguirá prestando Renfe. Al final de ese año, cuando vence el contrato-programa entre Renfe y el Estado, la Generalitat podrá decidir si la operadora sigue prestando el servicio, o lo hace otro operador que podrá ser de titularidad 100% autonómica, un consorcio entre el Govern y el Estado, e incluso un operador privado.

Sea cual sea la decisión, a partir del 1 de enero de 2011 el servicio de Cercanías se prestará con los medios técnicos y humanos que a día de hoy utiliza Renfe, y, en el caso de los trabajadores, mantendrán sus actuales condiciones laborales, garantizó Montilla.

Blanco y Montilla desbloquearon así el traspaso de Cercanías, uno de los más emblemáticos del Estatut, y que ha estado más de un año y medio paralizado. De hecho, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó en junio de 2007 que el traspaso iba a llegar en enero de 2008, algo que ocurrirá dos años más tarde de la primera fecha anunciada.

Así, a partir del 1 de enero será la Generalitat quien se ocupe de la "regulación, planificación, gestión, coordinación e inspección" del servicio, concretó Montilla, mientras que el Estado asumirá el coste de las inversiones de renovación y ampliación de la red de Cercanías, en virtud del plan que el Consejo de Ministro aprobó a principios de este año con una inversión 4.000 millones hasta 2015.

"ACUERDO POLÍTICO".

Con este "acuerdo político", se da cumplimiento, aunque parcialmente, al artículo 169 del Estatut, que atribuye a la Generalitat la competencia exclusiva en la gestión de los ferrocarriles de viajeros y mercancías que transcurran íntegramente en Cataluña. El acuerdo no contempla el traspaso de los trenes Regionales, que no se abordó en la reunión de hoy y se pospone para próximas negociaciones, según explicó Montilla.

El acuerdo de hoy se formalizará en la Comisión Bilateral de julio. También se prevé crear una comisión mixta formada por el Ministerio de Fomento, Renfe y la Generalitat que valorará los servicios transferidos y hará una relación de los medios materiales y recursos humanos que están adscritos.

Todo este trabajo servirá de base para negociar el futuro contrato-programa entre la Generalitat y Renfe que desde el 1 de enero de 2011 gestionará, bajo el control del Govern, el servicio de Cercanías en las vías de ancho ibérico.

Mientras, Renfe operadora creará una nueva "área de negocio específica", que se denominará 'Cercanías de Catalunya', y que durante el próximo año asumirá el servicio de Cercanías de Barcelona, explicó Blanco. También se creará un "órgano mixto" entre Renfe y la Generalitat que, entre otras funciones, propondrá los nombres de los directivos del servicio.

De su lado, Adif y la Generalitat suscribirán un acuerdo marco sobre la utilización de las vías de ancho ibérico (que seguirán siendo de titularidad estatal) en Barcelona.