Ángel Caballero dirige desde hoy la Empresa Municipal de Transportes de Mérida y gestiona la industria ferroviaria

El objetivo es crear un Centro Intermodal de Mercancías y puerto seco para conseguir un área logística de transportes

MÉRIDA, 12 (EUROPA PRESS)

La Empresa Municipal de Transportes Urbanos de Mérida estará dirigida desde hoy por Ángel Caballero, quien se encargará, tras el cese del anterior gerente, José María Ceballos, de gestionar la entidad y trabajar en la industria ferroviaria de la ciudad.

En concreto, entre sus tareas más inmediatas está el desmantelamiento de la actual estación de tren situada en el centro de la ciudad, así como la ordenación de los espacios que queden libres.

El alcalde de Mérida, Ángel Calle, subrayó que a Ángel Caballero "le sobra experiencia, conocimientos y actitudes", por lo que pretende que el nuevo gerente contribuya a "planificar el futuro de la ciudad".

Otro de los objetivos de su nombramiento es que determine los nuevos accesos ferroviarios, los cuales están en el proyecto presentado por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), al que la Empresa Municipal de Transportes presentará "pocas" alegaciones.

Asimismo, Calle explicó, en rueda de prensa, que uno de los objetivos que ha encomendado a Ángel Caballero es la puesta en marcha de una estación intermodal de viajeros, ferrocarril y carreteras. Se trata de que la ciudad se dote de una estación intermodal de mercancías y un puerto seco, ya que hay que "aprovechar" la centralidad geográfica de la capital extremeña y convertir el Centro Regional de Transportes en un área logística de transportes.

El alcalde de la capital extremeña destacó que estas "tareas" del nuevo gerente, deben llevarse a cabo de manera que estén enmarcadas en la "reactivación comercial e industrial" de la ciudad.

DIGNIDAD

Por otro lado, en lo referente a la renuncia presentada por el anterior gerente, José María Ceballos, el primer edil, como presidente de la Junta General de la Empresa Municipal de Transportes de Mérida, destacó su "magnífica gestión" al frente de la entidad y el "ejemplo de dignidad personal" que supone su cese voluntario.

Al respecto, explicó que Ceballos "entró en contradicción" con la política de personal que llevaba a cabo la presidenta del Consejo de Administración de la empresa, Mercedes Moyano, por lo que "tenía dos opciones", por un lado, "dimitir" y por otro, "quedarse y aguantar". Por tanto, con su acción "ha demostrado que no le importa el cargo", apostilló el alcalde.

Finalmente, hizo referencia a la labor de José María Ceballos recordando el diseño del transporte urbano de Mérida, la ampliación de líneas, la renovación de la flota, y el saneamiento de la empresa, teniendo en cuenta que se trataba de una entidad "con muchísimo por sanear", desde "contratos de publicidad" hasta "despachos de abogados".