Blanco anuncia un impulso al traspaso de Cercanías a Cataluña

Defiende que promoverá proyectos que vertebren España más allá de colores políticos

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El ministro de Fomento, José Blanco, anunció hoy su intención de dar un impulso al proyecto de traspaso de la gestión de Cercanías a la Generalitat de Cataluña y de concretar un plan de infraestructuras para este servicio de transporte ferroviario catalán, similar al presentado para Madrid, que supondrá una inversión de unos 4.000 millones de euros.

Blanco aún no ha cerrado la fecha de su anunciado viaje a Barcelona, el primero como ministro, si bien avanzó que lo realizará en AVE, según dijo en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press.

El ministro de Fomento indicó que fijará la fecha del viaje en cuanto tenga preparadas las materias a tratar, dada su intención de "alcanzar importantes acuerdos" con el Gobierno catalán.

Blanco enmarcó este viaje y el encuentro mantenido ayer miércoles con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en su objetivo de impulsar los proyectos que vertebren de España independientemente del color político que Gobierne en cada territorio.

"Todos los proyectos importantes para el desarrollo y vertebración de España se harán, y me da igual quien gobierne en cada territorio y comunidad autónoma. El interés general del país prevalece sobre este tipo de cuestiones", aseveró el ministro, quien para ello apostó por dialogar con todos los presidentes regionales.

"MINISTERIO-ESTADO".

En este sentido, apuntó que Fomento "no sólo es un Ministerio inversor, es un Ministerio-Estado porque las infraestructuras contribuyen a vertebrar el territorio". "Y la vertebración del territorio complementa la cohesión social, que es lo que crea progreso e igualdad de oportunidades", añadió.

Por todo ello, considera que es preciso "invertir bien los recursos, allí donde sea necesario". "No se puede gastar por gastar sino gastar donde se requiera", apostilló.

Blanco enmarcó su política al frente de Fomento en el objetivo del Gobierno de luchar contra la crisis, pero también en el de preparar el país para la recuperación. "Imprimiré determinación a las decisiones que tiene que tomar el Ministerio, pero prefiero equivocarme tomando una decisión que retrasar la toma de decisiones", avanzó.

LA AUSTERIDAD MANDA.

El nuevo titular de Fomento se confesó "sorprendido" por la "parafernalia" que rodea a un ministro y que, según indicó, le gustaría evitar, lo mismo que la sensación de sentirse "demasiado aislado" en el Ministerio. "Mis colaboradores más próximos están a unos cien metros", indicó.

En este punto, explicó que ha evitado introducir cambios en el Ministerio para propiciar un trabajo más cercano y en equipo en aras de la austeridad, y que incluso ha ordenado parar alguna reforma ya en marcha "para centrar todos los recursos en el objetivo de hacer frente a la crisis, crear empleo y dar respuesta a los españoles. La austeridad es la que manda".

Asimismo, Blanco garantizó que podrá compatibilizar su cargo de ministro con el de secretario de Organización del PSOE. "Que no se preocupe nadie que sabré cumplir con ambos papeles y con ambos papeles responderé como he venido haciendo hasta ahora. He dado ya muestras en estos días que antepongo el interés general a otros objetivos políticos", declaró.