Blanco garantiza que no permitirá una alta velocidad "de segunda para Galicia" y dice a Feijóo que no quiere disputas

LUGO, 31 (EUROPA PRESS)

El ministro de Fomento, José Blanco, reiteró hoy su compromiso con que Galicia cuente con una alta velocidad de las mismas características que la que conecta Andalucía y Cataluña con la Meseta y garantizó que, como gallego, no permitirá que la comunidad gallega tenga un AVE "de segunda". Además, indicó que busca el "entendimiento con la Xunta" y que no quiere "disputas".

En una comida-mitin en Lugo, Blanco manifestó que lo que quiere para Lugo, para la que también aseguró conexión, y Galicia es "una alta velocidad igual que la que tienen los andaluces y que fue posible con el gobierno de Felipe González o igual que la que tienen los catalanes y que fue posible con el gobierno de Zapatero". Esto "es posible", dijo, pese a que "mientras gobernó el PP no se puso en marcha ni un solo kilómetro de alta velocidad en España".

"Por eso he decidido modificar el trazado, porque no podía consentir que la alta velocidad hacía Lugo y hacía Galicia no fuera alta velocidad sino velocidad alta que es bastante distinto. Yo como gallego no me voy a permitir que Galicia tenga una alta velocidad de segunda", afirmó.

En este sentido, relató que una mujer se dirigió a él en un bar de Lugo para pedirle que no retrase la llegada del AVE. "Le respondí que ni la voy a retrasar ni la voy a adelantar, simplemente la voy a hacer", proclamó.

El ministro apostó por buscar el "entendimiento con la actual Xunta de Galicia" y rechazó responder a las declaraciones del ex presidente Touriño, acerca de que no estaba advertido de que habría una revisión de los plazos. "Ahora mi obligación es acordarlo con el actual presidente de la Xunta de Galicia, con el que me voy a reunir pronto y le voy a decir: aquí me tienes para trabajar por Galicia", contestó.

"Disputas no quiero, porque Galicia lo que quiere es que las cosas vayan adelante, en lugar de seguir con la pelea de los plazos, de quien lo hace y de quien le pone el cascabel al gato. Pues yo le he puesto el cascabel al gato y a partir de ahora no quiero disputas, ni peleas, sino esfuerzo y acuerdo", insistió.

PASCUAL

Blanco hizo referencia también a la situación de los trabajadores de la planta de Pascual en la localidad lucense de Outeiro de Rei, en la que está planteado un expediente de regulación de empleo. El manifestó su apoyo a los trabajadores afectados.

Asimismo, reveló haber mantenido contactado con Gonzalo Pascual y aseguró que le transmitió su deseo de que la factoría de Outeiro de Rei prosiguiese con su actividad.