Caride replica al PPdeG que las obras ya iniciadas seguirán "su proceso normal" sin "acelerarse" los plazos legales

Critica que Núñez Feijoo firmase en julio de 2005 "innumerables" contratos de adjudicación de obras por valor de 100 millones VILALBA (LUGO), 25 (EUROPA PRESS) La conselleira de Política Territorial en funciones, María José Caride, replicó hoy al PPdeG que las obras cuyo proyecto de contratación, licitación o expropiación se haya iniciado "hace meses" o estén integradas en los presupuestos de la Xunta que aprobó el Parlamento gallego en diciembre "tienen que seguir su proceso normal", sin "acelerarse" ningún plazo y "respetando" los ya establecidos. Así lo manifestó durante la rueda de prensa concedida tras su visita al tramo Cabreiros-Vilalba que enlaza la localidad lucense con Ferrol, en respuesta a las críticas de los 'populares', quienes criticaron las adjudicaciones realizadas por el actual Ejecutivo en funciones. Caride recordó que su antecesor al frente de Política Territorial, Alberto Núñez Feijoo, firmó en julio de 2005 "innumerables" contratos de obras de adjudicación "por valor de más de 100 millones de euros" mientras se encontraba en funciones. "Las declaraciones de Núñez Feijoo en aquel momento eran, ni más ni menos, que las actuaciones de la Consellería de Política Territorial eran perfectamente legales y lógicas", apuntó. Por ello, advirtió al PPdeG de que, "con la misma legalidad y lógica", todas las obras que cuenten con su proyecto de contratación lanzado o su proyecto iniciado "desde hace tiempo", proseguirán sus trámites. Del mismo modo, lo harán las que estén integradas en los presupuestos gallegos para este ejercicio, en proceso de licitación o expropiación comenzado o dispongan de fechas publicadas para que las mesas de contratación abran su oferta. Una decisión que justificó "por responsabilidad", "por coherencia" y por ser la obligada "legalmente". "Eso sí --precisó--, no adelantando nada, no acelerando ningún plazo, sino respetando escrupulosamente los plazos establecidos para que esas obras puedan hacer lo que deseamos: responder a las necesidades de los ciudadanos gallegos lo antes posible". Asimismo, apuntó a la necesidad de "dinamizar" la economía de la comunidad y, en concreto, del sector de la construcción, una prioridad que, como insistió, ya evidenció Política Territorial en 2008, al licitar "más de 1.000 millones de euros" en obras a fin de "mejorar los recursos públicos" y "dinamizar la economía especialmente en un periodo de dificultad", manifestó. 39 CONVENIOS La conselleira en funciones reprochó al futuro presidente de la Xunta que, cuando era titular de Política Territorial, hiciese "todo lo que le pareció conveniente". Entre esas actuaciones, afirmó que Núñez Feijoo aprobó en julio de 2005 decretos de utilidad pública y urgente ocupación de los terrenos, además de firmar 39 convenios con municipios gallegos. "Los proyectos no estaban hechos, pero había prisa por rematar un convenio que se firmaba con un ayuntamiento del PP", aseveró en referencia al acuerdo sellado el 28 de julio de 2005 con el Gobierno local de Vilalba y que, posteriormente, al igual que el resto de pactos --como aseguró--, fueron aprobados por el Consello de la Xunta. Caride también censuró que Núñez Feijoo inaugurase "infinidad" de obras y rubricase "innumerables" contratos de obras de adjudicación durante el periodo en que el Gobierno Fraga estaba en funciones. "Por valor de más de 100 millones de euros", insistió.