CiU desbancará al PSC de la Alcaldía de Vilafranca del Penedès (Barcelona) el 20 de abril

ERC y CUP apoyarán a CiU pero no entrarán al nuevo gobierno, al que garantizan estabilidad

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

CiU presentará el 20 de abril una moción de censura para desbancar al PSC de la Alcaldía de Vilafranca del Penedès (Barcelona). La iniciativa prosperará ya que cuenta con el apoyo de los dos concejales de la CUP y del concejal de ERC, que se comprometieron a garantizar la gobernabilidad desde la oposición.

La federación presentó el jueves la moción, que ya firmaron los concejales de la independentista CUP, mientras que ERC tenía previsto hacerlo como muy tarde el lunes.

Para prosperar, la moción necesitaba once votos, con lo que son suficientes los ocho de CiU, los de la CUP y el de ERC. El PSC gobierna en minoría con ocho concejales. ICV tiene un concejal y el PP otro.

El sábado pasado, la Asamblea de ERC de Vilafranca del Penedès aprobó con un 61 por ciento de los votos apoyar la moción de CiU contra el actual alcalde, Francisco Romero, aunque la federación ya pretendía presentarla cuando gobernaba el también socialista Marcel Esteve, que dimitió antes de tener que enfrentarse a la moción.

La CUP ya dejó claro hace días que apoyaría la moción de CiU, pero ERC no se pronunció hasta el sábado pasado, cuando anunció que votaría a favor de la iniciativa, pero con condiciones.

Los republicanos reclamaron que se aceptaran sus prioridades y que la CUP se comprometiera a garantizar con ellos la gobernabilidad en el municipio. Concretamente, ERC pidió impulsar la vegueria del Penedès y un plan de choque para combatir la crisis, entre otros aspectos.

Pese a que la Asamblea local de ERC también aprobó por mayoría -un 55 por ciento-- integrarse en el nuevo gobierno, su ejecutiva rechazó esta posibilidad al entender que sólo desde la oposición podrá garantizar una transición "tranquila y ordenada".

En un comunicado, ERC opinó que el gobierno de un "políticamente aislado" PSC "ni lo ha hecho todo bien, ni lo ha hecho todo mal", y afirmó que sólo podrá garantizar desde la oposición -"donde se tiene el margen y el poder para ejercer la presión suficiente"-- que el nuevo gobierno municipal de CiU no tenga "tentaciones de revancha". La CUP ya descartó de entrada integrarse al nuevo gobierno.