Cuatro sabotajes causan pequeños retrasos en Cercanías de Renfe y obligan a realizar transbordos hasta Miranda

BILBAO, 21 (EUROPA PRESS)

Las líneas de Renfe en el País Vasco sufrieron hoy un total de cuatro sabotajes, que provocaron diversos retrasos de entre cinco y diez minutos en los servicios de Cercanías de Vizcaya y Guipúzcoa y causaron la suspensión del servicio de larga distancia entre Bilbao y Miranda de Ebro, cuyos viajeros tuvieron que ser trasladados en autobús, según informaron fuentes de la compañía a Europa Press.

El sabotaje de mayor importancia se produjo a las 7.45 horas en Pobes, donde se cortaron las contrapesas del trazado en un tramo de vía única. Por ello, el servicio de larga distancia entre la capital vizcaína y la localidad burgalesa de Miranda de Ebro quedó suspendido y los viajeros fueron trasladados hasta Miranda en autobús. Este incidente afectó a los trenes Albia Bilbao-Madrid, Talgo Bilbao-Barcelona y Arco Bilbao-Coruña.

Las líneas de Cercanías registraron esta mañana otros tres sabotajes, el primero de ellos a las 6.30 horas en el trazado de Irún-San Sebastián-Tolosa-Brinkola a la altura de Legorreta. En este punto, se colgaron de la cantenaria unas cadenas que provocaron la interrupción de la transmisión de energía, lo que afectó a una de las vías hasta las 8.00 horas. Por ello, el tráfico de trenes se realizó en los dos sentidos por la otra vía, por lo que, aunque no se interrumpió en ningún momento, el servicio registró retrasos de entre cinco y diez minutos.

La línea Santurtzi-Bilbao sufrió un incidente similar en las inmediaciones de la estación de Santurtzi a 7.30 horas. También en este caso afectó a una de las vías y se realizó el servicio en los dos sentidos por la otra, con retrasos de entre cinco y diez minutos hasta las 8.15 horas. Ningún tren tuvo que ser suspendido.

Finalmente, a las 8.37 horas, la línea de Cercanías de Gipuzkoa registró un corte en las contrapesas de la catenaria de las dos vías entre Andoain y Villabona. El incidente obligó a suspender el servicio durante quince minutos, hasta completar la reparación, con algunos retrasos.