El Bicing cumple dos años con el estreno de la consulta de bicicletas disponibles vía móvil

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS) Los usuarios del servicio público de bicicletas de Barcelona, el Bicing, pueden consultar desde hoy la disponibilidad de bicicletas en las estaciones vía mensaje de móvil. La puesta en marcha de este sistema coincide esta semana con el segundo aniversario del Bicing, que el alcalde, Jordi Hereu, consideró hoy que ya se ha convertido en "un fenómeno relevante" de la ciudad. El sistema, el iBicing, funciona mandando un mensaje al número 7010 con la palabra Bicing, un espacio y el número de la estación que se quiere consultar, por lo que está especialmente pensado para las rutas habituales de los usuarios. Luego el usuario recibe un mensaje con información de la estación solicitada y de las más cercanas. La disponibilidad de estaciones también se puede consultar a través del Iphone que, vía GPS, localiza el punto donde se encuentra el usuario y puede obtener información de todas las estaciones, así como datos complementarios como la altitud de la estación y la distancia con ella desde el punto donde está el usuario. En una rueda de prensa en la nave del Bicing de la calle Castella, Hereu recordó que el servicio empezó el 22 de marzo de 2007 con 14 estaciones y 200 bicicletas, y que ha tenido un crecimiento inesperado. La extensión territorial ha terminado hasta llegar a las 400 estaciones y 6.000 bicicletas. "El Bicing ha tenido un impacto importante en la ciudad, e irreversible", afirmó el alcalde, quien afirmó que los ciudadanos han respondido "de manera contundente" al servicio, que gestiona Clear Channel, y que ha permitido que sectores sociales no acostumbrados utilicen la bicicleta. El Bicing ya alcanza los 188.000 usuarios y en febrero registró más de 800.000 desplazamientos. TARJETA INTEGRADA En declaraciones a Europa Press, la concejal del Área de Seguridad y Movilidad, Assumpta Escarp, dijo hoy que el Ayuntamiento trabaja para que los usuarios puedan utilizar el Bicing con la tarjeta de transporte integrado por contacto que ha escogido la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), y que podría funcionar en el Metro y autobús en 2011. Hereu apostó por ver el Bicing como un transporte público más que, aunque es individualizado, debe incluirse en la estrategia del transporte público. Aseguró que la capital catalana es "líder" en servicios públicos de bicicletas, y ha servido de modelo a otras ciudades, como Londres. Sin embargo, el alcalde admitió que "no hay sistema público infalible" y vio las críticas al servicio como motivo de mejora. Explicó que, a partir de la experiencia, desde hace "muchos meses" el énfasis ha sido la mejora del servicio, que plantea "una gran exigencia" al ser un sistema que se decide a partir de miles de decisiones de los ciudadanos, alegó. Además de información vía móvil, se ampliarán los anclajes en 40 estaciones de Ciutat Vella y el Eixample y, en agosto, se implementará una nueva versión del software de gestión para hacer más estable el sistema informático. El concejal de Movilidad, Francesc Narváez, dijo que el Bicing no puede funcionar las 24 horas del día sino que sigue el mismo horario del Metro porque se necesitan algunas horas sin funcionar para su mantenimiento, lo que "no incumple ningún convenio", según dijo. Aseguró que las bicicletas en Barcelona sufren menos actos vandálicos que en otras ciudades con sistemas públicos de alquiler de bicicletas, y consideró que los componentes de las bicis aguantan bien incluso a pesar de que en ocasiones se monten dos o tres personas. El Bicing tiene 215 trabajadores. El director general de Clear Channel España, Aris de Juan, vio normal "que hayan podido salir" seguramente "por causa objetivas" 40 empleados, que trabajadores consideran que han sido despedidos por incumplir cupos de trabajo. De Juan afirmó que el 99% de los empleados cumplen los índices de productividad, lo que significa, según él, que son "razonables".