El Consejo de Ministros verá el viernes la licitación de 2 nuevos tramos del AVE a Levante y la nueva estación de Cuenca

La línea C-5 de Cercanías llegará a Illescas (Toledo), se reubicará la estación de Seseña (Toledo) y se mejorará la de Guadalajara

TOLEDO, 19 (EUROPA PRESS)

El ministro de Fomento, José Blanco, anunció hoy que llevará al próximo Consejo de Ministros del viernes, día 22, la licitación de las obras de dos nuevos tramos de la línea de alta velocidad Madrid-Levante, los correspondientes a El nudo de la Encina y Almansa-La Encina, con una inversión conjunta de más de 130 millones de euros, así como las obras de la nueva estación de alta velocidad de Cuenca, por valor de 19,8 millones de euros.

En rueda de prensa junto al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, tras una reunión donde ambos repasaron el estado de los proyectos de su departamento que afectan a la región, Blanco aseveró que el Gobierno cumplirá el compromiso de que el AVE llegue a Cuenca y Albacete en el año 2010, de forma simultánea a la puesta en servicio de la alta velocidad a Valencia.

De esta forma, añadió, todos los tramos de la línea desde Madrid, pasando por Cuenca y Albacete hasta Valencia y Alicante estarán "en servicio o en obras", y recordó que esta línea Madrid-Castilla-La Mancha-Comunidad Valenciana-Murcia es "una de las de mayor envergadura del país" tanto por su longitud como por volumen de inversión prevista, de 12.410 millones de euros.

Respecto a la línea de alta velocidad Madrid-Extremadura, el ministro anunció la licitación "antes de que acabe el año" de los proyectos constructivos que transcurren por Castilla-La Mancha, entre Pantoja y Oropesa, comenzando por los que afectan a Talavera de la Reina (Toledo).

José Blanco también adelantó que se dará un "nuevo impulso" a la línea Madrid-Alcázar de San Juan-Jaén, de tal forma que "antes del verano" se procederá a la licitación de proyectos constructivos en el tramo entre Mora (Toledo) y Alcázar (Ciudad Real), de 70 kilómetros de longitud. Así, todos los tramos que discurren entre Mora y Santa Cruz de Mudela --161 kilómetros-- se encontrarán en obras o en redacción de proyectos constructivos.

El titular de Fomento destacó que de esta forma, en el año 2010, todas las capitales de Castilla-La Mancha tendrá conexión con tren de alta velocidad, algo que pueden decir "muy pocas regiones del mundo". Algo en lo que coincidió Barreda, al detallar cómo en un par de año, el 95 por ciento de la población regional estará a menos de 15 minutos de una autovía y a menos de media hora de una estación de alta velocidad.

Barreda destacó la "sensibilidad" del ministro con esta Comunidad Autónoma "desde el primer momento" y aseveró que el esfuerzo regional en materia de infraestructuras "ha empezado a dar fruto y en poco tiempo tendrá resultados espectaculares". Todo ello, según constató posteriormente Blanco, con un compromiso de "calendario y fórmulas de cooperación" siguiendo el principio de "inversión inteligente".

CERCANÍAS Y CARRETERAS

En ese contexto, el responsable ministerial se refirió al Plan de Cercanías de Madrid --que se presentará mañana en la capital y que será presentado en Illescas, Guadalajara y otros municipios--, para avanzar la inclusión en el mismo de la prolongación de la línea C-5 hasta el municipio de Illescas (Toledo), la reubicación de la estación de Seseña (Toledo) y la realización de "importantes mejoras" en la de Guadalajara.

Sobre esta última, Blanco confirmó el especial "interés" del presidente de Castilla-La Mancha para que se acelere al máximo la actuación en la estación de Guadalajara, debido al proyecto de construcción de un nuevo campus universitario en esa ciudad.

En materia de carreteras, el Ministerio se ha comprometido a agilizar la información pública del estudio informativo de la autovía A-43 (Extremadura-Puertollano) para remitir el expediente de información pública con el estudio al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, para la evaluación de impacto ambiental en verano de 2009, comenzando en 2010 la licitación de proyectos constructivos.

Igualmente se agilizará la redacción del estudio previo de la autopista AP-41, entre Ciudad Real y Córdoba, y sobre los proyectos de la autovía A-32, entre Linares y Albacete y la autovía de la Alcarria, confirmó que ambos proyectos están "prácticamente decididos" y sólo en el caso de la segunda --al declararse de interés general-- habrá que hacer unos ajustes en los proyectos constructivos de la Junta, que ya están prácticamente terminados.

A preguntas de los medios sobre la autopista entre Ciudad Real Toledo, Barreda reseñó que tras un estudio de impacto ambiental negativo sobre el trazado inicial, Castilla-La Mancha planteó un itinerario distinto, que transcurriese, en parte, por la autovía de los Viñedos, "y se está estudiando ese nuevo proyecto desde el punto de vista medioambiental".

Sobre la A-40, entre Maqueda y Cuenca, Barreda reconoció que lleva mucho retraso acumulado, aunque casi todos los tramos están en obras y los tiempos de ejecución se han acortado. Blanco, señaló, en este punto, el firme compromiso del Gobierno a ejecutar la autovía A-40 entre Cuenca y Teruel, y por ello se está buscando una solución a la declaración de impacto ambiental desfavorable, con la preparación de un nuevo estudio informativo para poder ser licitado "en breve".

Tras la reunión, que contó con la presencia del delegado del Gobierno, Máximo Díaz-Cano; el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, y la portavoz del Ejecutivo autonómico, Isabel Rodríguez, Blanco insistió en la necesidad de "establecer prioridades", especialmente en aquellos proyectos en los que la obra "está dispuesta para ser contratada".

Finalmente, el ministro de Fomento destacó el "compromiso rotundo" del Gobierno central con Castilla-La Mancha, donde se han invertido 3.352 millones de euros desde que gobierna el PSOE.