El Consell reivindicará al nuevo Gobierno la financiación "igualitaria", la agilización del AVE y el agua

VALENCIA, 11 (EUROPA PRESS)

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, aseguró hoy que la Generalitat seguirá reivindicando ante el nuevo Gobierno la financiación "igualitaria" de las comunidades autónomas, la agilización de infraestructuras como el AVE y los aeropuertos y la llegada de agua para la Comunitat Valenciana.

Así lo manifestó durante la rueda de prensa en la que compareció esta mañana para valorar la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana, al ser preguntado por los recientes cambios en el Ejecutivo central.

En su intervención, Castellano aseguró que ante el cambio de Gobierno y de "interlocutores" por parte de la Administración del Estado, todos los consellers afectados se entrevistarán con los nuevos ministros "para trasladar las cuestiones que interesan a los ciudadanos de la Comunitat, que no son en absoluto baladíes".

"Estamos hablando ni más ni menos de la financiación de las comunidades autónomas, de la financiación de la sanidad y de la educación", añadió el conseller de Gobernación. En este sentido, criticó que queden "más de un millón de valencianos sin financiar de manera injusta por parte del Estado". Por esta razón, exigió "la consolidación de un sistema de financiación igualitario y solidario entre todas las comunidades autónomas", con el que pretende que no exista "ningún tipo de menosprecio para los valencianos".

Asimismo, también se refirió a las infraestructuras principales de la Comunitat, en las que indicó "no se deben consentir retrasos". En concreto, citó infraestructuras "tan básicas para el desarrollo" como las el AVE o los aeropuertos, además de las grandes vías de comunicación, entre las que se encuentra el Corredor Mediterráneo. "Todas ellas son recursos tremendamente importante para poder tener una garantía de futuro", apostilló.

En relación con el agua, Castellano aseguró que el Consell "seguirá reivindicando algo que considera tan esencial como es la política hídrica". Según indicó, se trata de un tema que la Generalitat "ha venido defendiendo con toda la coherencia y lealtad del mundo, con el objetivo de que haya justicia para los valencianos", manifestó.

Por tanto, aseguró que los consellers "tienen la obligación de solicitar de manera inmediata las correspondientes entrevistas con los nuevos ministros", con el objetivo de "defender los intereses de los valencianos". "Se trata de dar solución a cuestiones que son fundamentales para el desarrollo y el futuro de los valencianos", añadió.

Así, el conseller anunció que mantendrá un encuentro próximo con el nuevo vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Cooperación Territorial, Manuel Chaves, para solicitar "lo que hasta la fecha venía solicitando a la anterior ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado: retirar el recurso de inconstitucionalidad de la Ley de Régimen Económico Matrimonial". Esta normativa, establecida desde la propia Generalitat, dictamina la separación de bienes como régimen predeterminado en los matrimonios valencianos.

VALORACIÓN DEL PRIMER AÑO DE GOBIERNO

Durante su intervención, Serafín Castellano también realizó una valoración del primer año de la legislatura socialista en España. Así, aseguró que el hacer del Gobierno "lo evidencia la situación de hoy en día en la calle, los datos y las estadísticas", que según indicó "son los más negativos desde hace décadas en el país".

"Estamos en una crisis económica como no había conocido España en mucho tiempo", continuó. En este sentido, se refirió a las tasas del paro, que consideró "tremendamente preocupantes, ahora que se va camino de los cuatro millones de parados". Asimismo, señaló que hay más de 820.000 familias "en la que ningún miembro tiene ingresos". Por tanto, consideró que el país se encuentra ante una "situación de incertidumbre económica muy preocupante".

Finalmente, el conseller consideró que los recientes cambios de gobierno se producen porque el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha visto que se ha equivocado y que no tenía un buen Gobierno". Así, consideró que la remodelación "demuestra que el país va sin rumbo y que le hace falta un cambio a mejor". "Hay que buscar un cambio que de confianza a los sectores productivos y empresariales de España, que cree empleo y de estabilidad institucional y económica, que es lo que en este momento no hay", concluyó Castellano.