El Gobierno espera traspasar Cercanías e Inspección de Trabajo a Cataluña la primera quincena de julio

Saura agradece la "excelente receptividad" de Chaves y Zarrías

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Política Territorial, Gaspar Zarrías, anunció hoy que en la primera quincena de julio, durante la comisión bilateral de cooperación entre Generalitat y Gobierno, se abordarán los traspasos de Cercanías Renfe y de Inspección de Trabajo. Así, indicó que la voluntad del Gobierno es que se produzca este traspaso "antes de las vacaciones" de verano.

Lo dijo tras asistir a una reunión entre el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, y el conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, quien dijo que en la reunión se estableció "la necesidad" de tener los traspasos formalizados en los quince primeros días del mes de julio, en el marco de la comisión bilateral.

Para Zarrías, en estos días se cerrarán unos "flecos", que consideró "salvables" y que están siendo analizados por el Ministerio de Fomento. Esperó que los flecos estén "definitivamente cerrados" para la visita a Barcelona del ministro de Fomento, José Blanco, el jueves 7 de mayo.

La reunión, según Zarrías, sirvió para abordar asuntos importantes, como el desarrollo del Estatut, las relaciones entre Catalunya y el Gobierno, y todo lo que se refiere a posibles actuaciones que impliquen modificaciones legislativas a la hora de que las comunidades participen en organismos estatales, por lo que tildó el encuentro de "muy positivo".

Joan Saura destacó la "excelente receptividad" del vicepresidente y del secretario de Estado, y manifestó que Chaves se ha comprometido a "dar respuesta" a los grandes temas de desarrollo autonómico.

El conseller, que agradeció el carácter de la reunión, destacó que en ella había mostrado la necesidad de dar "un nuevo impulso" al desarrollo del Estatut, en cuatro de sus ámbitos.

En concreto, citó la necesidad de impulsar la modificación de leyes estatales para que las competencias en el Estatut sean "vigentes", así como estudiar cuáles son los organismos estatales en los que hay que participar.

Asimismo, consideró "necesario" que el Gobierno cambie la orientación de algunas prácticas normativas que vulneran demasiado las competencias del Estatut, y por último, revisar la situación de los traspasos.