El PSC pide coherencia a Mas tras no respetar la lista más votada en 18 municipios

  • Barcelona, 9 abr (EFE).- El PSC ha pedido "coherencia" al líder de CiU, Artur Mas, tras el aval convergente a una moción de censura en Vilafranca del Penedès que elevará a 18 los ayuntamientos en los que CiU no respetaría la lista más votada, cuando Mas "lleva dos legislaturas pidiendo a gritos ser presidente" por este motivo.

El PSC pide coherencia a Mas tras no respetar la lista más votada en 18 municipios

El PSC pide coherencia a Mas tras no respetar la lista más votada en 18 municipios

Barcelona, 9 abr (EFE).- El PSC ha pedido "coherencia" al líder de CiU, Artur Mas, tras el aval convergente a una moción de censura en Vilafranca del Penedès que elevará a 18 los ayuntamientos en los que CiU no respetaría la lista más votada, cuando Mas "lleva dos legislaturas pidiendo a gritos ser presidente" por este motivo.

En declaraciones a Efe, el secretario de organización del PSC, José Zaragoza, ha instado a Mas a dar explicaciones tras el caso de Vilafranca del Penedès, en donde CiU ya ha recabado el apoyo necesario para presentar una moción de censura que desbanque a los socialistas catalanes, y en donde los convergentes cuentan con el apoyo de ERC.

"No entiendo cómo Mas lleva seis años gritando que hay que respetar la lista más votada y hace mociones de censura contra la lista más votada" en ayuntamientos como Vilafranca, Constantí, Riudarenes o La Pobla de Montornès, ha subrayado Zaragoza, que ve "incoherencia" en Mas porque "pone una regla diferente cuando le afecta a él y cuando afecta a los socialistas".

En estos momentos hay hasta 17 ayuntamientos catalanes en los que el PSC es el grupo municipal con el mayor número de concejales pero en los que CiU se ha aliado con otros socios para desbancar a los socialistas.

Estos ayuntamientos son: Cerdanyola del Vallès, Sant Celoni, Blanes, Palafrugell, La Seu d'Urgell, Constantí, Torredembarra, Quart, Riudarenes, L'Arboç, La Pobla de Montornès, Corbera de Llobregat, Castellbell i el Vilar, Els Hostalets de Pierola, Banyeres del Penedès, Tiana y Llavorsí.

A estos 17 ayuntamientos se añadirá con toda probabilidad Vilafranca del Penedès, en donde CiU ha anunciado una moción de censura que prosperará con casi toda seguridad.

Esta moción de censura será también la cuarta para desbancar a la lista socialista más votada. En los casos de Constantí, Riudarenes y La Pobla de Montornès, se llevaron a cabo además con un tránsfuga socialista, al igual que en Torredembarra, aunque en este último caso la alianza se conjuró tras la dimisión del alcalde del PSC.

Zaragoza critica a CiU por utilizar en esta estrategia, como es el caso de Sant Celoni, a formaciones políticas radicales, como Candidatures d'Unitat Popular (CUP), que son "los aliados de Batasuna" en Cataluña.

A esta lista, el PSC añade también el ejemplo de Vielha, en donde el referente del PSC es Unitat d'Aran, desbancada por una alianza entre CiU y PP, que se reparten la alcaldía.

Para Zaragoza, el "summum" de esta estrategia "incoherente" de CiU en el territorio es el caso de Salou (Tarragona).

El PSC firmó allí un pacto con CiU para compartir la alcaldía y ahora CDC ha apoyado una moción de censura contra el alcalde socialista para, en vez de esperar a su turno de mando, aupar como alcalde al candidato de la agrupación local Ferran Units per Salou, lo que ha enfrentado a CDC con UDC.

Zaragoza también ha cargado contra Mas por poner a Sant Cugat del Vallès (Barcelona) de ejemplo en la agilidad de una administración a la hora de afrontar sus pagos y aliviar así los efectos de la crisis económica.

"Cuando Mas era conseller de Economía la Generalitat pagaba a 120 o 160 días y, ahora, el Govern de Cataluña con el conseller Antoni Castells paga a 60 días y está al corriente de pagos", ha comentado Zaragoza, que ha asegurado que "es mentira que Sant Cugat pague a 30 días: estaba pagando hasta ahora a 90 días y dicen que lo harán a 75".

El PSC ha denunciado que Sant Cugat, dirigido por el alcalde Lluís Recoder, es el ayuntamiento de más de 20.000 habitantes convergente que "más debe".

Según los datos de los socialistas, mientras Sant Cugat tiene una deuda por habitante de 900 euros, la de Barcelona es de 400 y la media de los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes controlados por el PSC es de 600.