El senador Atarés pide al Gobierno que defina nuevos objetivos de desarrollo del aeropuerto

ZARAGOZA, 9 (EUROPA PRESS)

El senador del PP por la provincia de Zaragoza, José Atarés, ha formulado una serie de preguntas sobre la explotación y la rentabilidad del aeropuerto de la capital aragonesa, además de las acciones de promoción, impulso y coordinación con el aeropuerto de Huesca-Pirineos, y la intermodalidad con la plataforma ferroviaria de PLAZA.

Para Atarés "la gestión de las infraestructuras aeroportuarias tiene un alcance estratégico tan relevante como avanzar en las conexiones transfronterizas".

El aeropuerto de Zaragoza, modernizado con las inversiones y ampliaciones realizadas en los últimos doce años, requiere --según Atarés-- una "especial atención de la Administración Pública competente para evitar que la incidencia de la crisis económica se cebe con esta infraestructura que empezaba a desarrollar una actividad en mercancías y en viajeros muy superior a la conocida hasta el 2008".

Sin embargo, las estadísticas están demostrando que no se adoptan nuevas iniciativas para aprovechar las sinergias de la intermodalidad, lamenta el senador zaragozano.

Según relata Atarés "en Aragón se han hecho verdaderos esfuerzos para fortalecer nuestra capacidad estratégica como gran centro de distribución y la ampliación de la logística del aeropuerto debe aprovecharse de la continuidad física con PLAZA y su zona ferroviaria".

El vigente Plan Director del Aeropuerto, aprobado por Orden de 25 de julio de 2001, "se ve superado" por las actuales circunstancias, pues se elabora a partir del Real Decreto 2591/1998 de 4 de Diciembre sobre la Ordenación de los Aeropuertos de Interés General y su Zona de Servicio. Muchos de los estudios que han servido como base del Plan tienen fecha de 1996, y además, el desarrollo logístico de Zaragoza también ha cambiado sustancialmente estos años.

A su parecer, "es hora de su actualización o revisión" después de haber transcurrido casi el periodo de 8 años desde la aprobación del Plan especial de ordenación del espacio aeroportuario.

AENA y la DGA "pueden y deben implicarse" en el análisis de nuevas expectativas logísticas y comerciales, rentabilizando económica y socialmente las instalaciones tanto del aeropuerto, como del resto de plataformas actualmente en pleno desarrollo, sin olvidar otras posibles extensiones, como con el aeropuerto de Huesca.