ERC acudirá a Estrasburgo después de que el Congreso vetara sus preguntas sobre la Casa Real

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

El diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà presentará el miércoles una demanda contra el Estado ante el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos de Estrasburgo después de que el Congreso no admitiera a trámite sus preguntas sobre la Casa Real ni una proposición no de ley que reclamaba la presentación anual de su liquidación presupuestaria.

En abril de 2007, Tardà presentó 100 preguntas sobre la fiscalidad, el uso del patrimonio público, ingresos atípicos y competencia lingüística de la Casa Real, entre otras cosas. La proposición no de ley instaba al Gobierno a presentar en el primer trimestre de cada año la liquidación presupuestaria de todas las partidas relacionadas con la Casa Real contenidas en el ejercicio anterior.

Ninguna de las dos iniciativas fue admitida a trámite por la Mesa del Congreso con los votos favorables de PSOE, PP y CiU, argumentando que la Constitución fija que la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad.

Los republicanos recordaron que días después, la Casa Real anunció el nombramiento de un Interventor Civil.

Posteriormente, Tardà volvió a presentar las mismas iniciativas pero fueron rechazadas de nuevo. Una vez agotada la vía de la reconsideración ante la Mesa del Congreso, ERC acudió al Tribunal Constitucional (TC), que no admitió a trámite el recurso de amparo.

Ante esta situación, ERC ha optado por presentar una demanda fundamentada en la vulneración del derecho a un proceso equitativo previsto en el artículo 6 del Convenio Europeo para la protección de los Derechos Humanos y de las libertades fundamentales.

En un comunicado, Tardà señaló que "dice poco de la madurez de la democracia y mucho del primer valor republicano de acabar con los privilegios" el hecho de que ERC tenga que recurrir a los tribunales de la UE para "reclamar que prevalezca la transparencia por encima de la opacidad", además de tener que "mantener un combate permanente" desde el 2004 para "enterrar el gran agujero negro de todo aquello que envuelve a la Casa Real desde la transición".