Financiación.- Sin acuerdo al cumplirse hoy medio año de la fecha límite del Estatut de Cataluña

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS) El acuerdo sobre la nueva financiación para Cataluña entre Gobierno y Generalitat de Cataluña sigue sin llegar medio año después del 9 de agosto, la fecha tope que establecía el Estatut para cerrar el acuerdo. Tanto el Estado como la Generalitat han constatado durante las últimas semanas que se han aproximado posiciones, aunque siguen las discrepancias que impiden un acuerdo definitivo. Tras especularse con la posibilidad de que el pacto se alcanzaría antes del 13 de febrero, día en el que empieza la campaña de las elecciones autonómicas gallegas y vascas, esta hipótesis parece alejarse. Mientras que la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró el viernes, tras el Consejo de Ministros, que las negociaciones están muy avanzadas, por lo que podría haber acuerdo en "los próximos días o en las próximas semanas", el presidente de la Generalitat, José Montilla, respondió que siguen las negociaciones y que no hay acuerdo. Más pesimista se mostraba el secretario general de ERC y líder de los republicanos en el Congreso, Joan Ridao, quien el sábado aseguró no es previsible ni un acuerdo inminente ni aún en el mes de marzo. Ridao apuntó a la posibilidad de que Cataluña quede excluida de un acuerdo de financiación en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), y de que las negociaciones entre el Estado y la Generalitat continúen de forma bilateral. La exclusión de la Generalitat del nuevo modelo, que contaría con el apoyo del resto de autonomías de régimen común, es descartada desde el Gobierno catalán y el PSC. A diferencia de Ridao, consideran que Cataluña es la impulsora de esta reforma y que no se puede alcanzar un acuerdo sobre la cuestión sin el visto bueno de la Generalitat. UNIDAD CATALANA Tras el incumplimiento del 9 de agosto --fecha tope del Estatut--, el tripartito y CiU exhibieron una respuesta unitaria frente al Gobierno. Esta unidad ante los "incumplimientos" del Estado se ha ido debilitando conforme han ido pasando los meses. Así, si en el último Debate de Política General que se celebró en septiembre en el Parlament, tripartito y CiU lograron consensuar un texto conjunto sobre esta cuestión, ello no ha sido posible en el último pleno de esta semana. Dirigentes del PSC como Montilla y diversos consellers han lamentado el proceso de "radicalización" de la federación nacionalista, que opta por una "actitud maximalista", y auguran que rechazará un acuerdo aunque sea bueno para Cataluña por motivos electoralistas. CiU, por contra, aprecia "debilidad" en el Gobierno catalán, y cree que ni el ejecutivo catalán ni el PSC han sido capaces de lograr que el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero cumpla con sus compromisos con Cataluña.